‘Children’s Health Defense’ (CHD por sus siglas en inglés) presentó el jueves una moción de emergencia ante el Tribunal de Apelaciones de EE.UU. para el Circuito D.C. pidiendo al tribunal que suspenda la enmienda a la orden de los dispositivos de recepción por aire (‘Over-the-Air Reception Devices’, OTARD por sus siglas en inglés) de la Comisión Federal de Comunicaciones (‘Federal Communications Commission’, FCC por sus siglas en inglés) antes de que entre en vigor el 29 de marzo.

La moción forma parte de la petición de CHD, presentada el 26 de febrero, que impugna la modificación de la orden. CHD celebrará una rueda de prensa el 22 de marzo, a las 16.00 horas. EDT(regístrese abajo).

CHD se opone a una orden modificada que permite a los propietarios privados colocar antenas fijas de enlace de punto a punto que den soporte al servicio inalámbrico en su propiedad y a que, por primera vez, se amplien los servicios inalámbricos de datos/voz, incluido el 5G, a los usuarios de las propiedades vecinas. La orden pretende facilitar el rápido despliegue de las redes Wi-Fi en malla, el 5G y la infraestructura terrestre para los satélites de SpaceX, especialmente en las zonas rurales.

La orden modificada permite la instalación de antenas emisoras de radiaciones en las viviendas, al tiempo que anula toda autoridad de zonificación estatal y local. No se requiere ningún permiso, las restricciones de las asociaciones de propietarios y de las escrituras, así como cualquier otra ley estatal, quedan excluidas.

El objetivo de la moción de CHD para obtener una reparación de emergencia es que la FCC se anteponga a las leyes federales y estatales de derechos civiles que protegen a los discapacitados y sus derechos de adaptación. Las personas perjudicadas no tendrán derecho a oponerse a la instalación de estos dispositivos, a pesar de que estarán expuestas involuntariamente a radiaciones nocivas en sus hogares.

Una moción de suspensión requiere que los solicitantes demuestren: (a) probabilidad de éxito en el fondo del asunto; (b) es probable que sufran un daño irreparable; (c) el equilibrio de intereses favorece un requerimiento judicial; y (d) la suspensión es de interés público.

En su moción, CHD alega que, si la orden enmendada entra en vigor, los demandantes y muchas otras personas que desarrollaron la enfermedad por radiación (electrosensibilidad) u otras enfermedades causadas o agravadas por la radiación de la tecnología inalámbrica, sufrirán lesiones inmediatas, irreparables y, para algunos, potencialmente mortales. Muchos serán expulsados de sus hogares, pero ningún lugar será seguro para ellos, ni siquiera las zonas rurales.

CHD argumenta que es probable que los demandantes ganen el caso porque la orden enmendada viola los derechos sustantivos y procesales del debido proceso, y es ilegal y contraria al interés público. Por lo tanto, y debido a los daños irreparables para muchos, el tribunal debe conceder la suspensión a la espera de una decisión final en el caso.

Entre los demandantes se encuentran un médico de familia y las madres de cuatro niños enfermos por la radiación inalámbrica.

A la carta para la FCC que CHD envió en abril se sumaron 6.231 personas que declararon que ellos y/o sus hijos están enfermos por la radiación inalámbrica. Se presentaron once declaraciones juradas en apoyo de la moción, aportando pruebas de enfermedades generalizadas e incluso la muerte de adultos y niños.

Tres de las declaraciones juradas fueron presentadas por expertos, entre ellos Beatrice Golomb, M.D., Ph.D., cuya investigación de 2018 demostró que la “enfermedad misteriosa” sufrida por los diplomáticos estadounidenses fue probablemente causada por las radiofrecuencias pulsadas. Los demandantes en la presentación del 18 de marzo experimentan la misma enfermedad y los mismos síntomas provocados por la exposición a la tecnología inalámbrica.

A raíz de la petición del Departamento de Estado de Estados Unidos de asesorar a los funcionarios sobre la “misteriosa” enfermedad de los diplomáticos estadounidenses, en diciembre de 2020, la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina (‘National Academy of Sciences, Engineering and Medicine’, NAS por sus siglas en inglés) publicó un informe, “An Assessment of Illness in U.S. Government Employees and Their Families at Overseas Embassies” (“Evaluación de las enfermedades de los empleados del gobierno de EE.UU. y sus familias en las embajadas en el extranjero”), que confirma las conclusiones de Golomb sobre los diplomáticos.

Riina Bray, directora médica de la Clínica de Salud Ambientalen el caso de la enfermedad por radiación, el Women’s College Hospital de Toronto (Canadá), la primera clínica hospitalaria del mundo especializada en la enfermedad por radiación, escribió al tribunal que siete médicos de la clínica ya habían diagnosticado a más de 400 pacientes con la enfermedad, y que tienen una larga lista de espera. Además de ser médico, Bray es licenciada en ingeniería química y tiene un máster en farmacología/toxicología en el área de drogadicción y neurotoxicología.

En su declaración jurada, la Dra. Toril Jelter, pediatra de California que trata a 100 pacientes, incluidos niños, que sufren enfermedades por radiación, escribió sobre la mejora que está observando en niños con problemas de neurodesarrollo después de que las familias retiren los dispositivos inalámbricos de su casa.

Los efectos de las radiaciones inalámbricas en los niños, especialmente en los que padecen enfermedades preexistentes, fueron confirmados recientemente por el comité de expertos del gobierno suizo sobre campos electromagnéticos y radiaciones no ionizantes, BERENIS. En enero de 2021, el comité publicó una amplia evaluación de la literatura científica y concluyó que la exposición podría causar o empeorar varias enfermedades crónicas, y que los niños y las personas con inmunodeficiencias o enfermedades están especialmente en riesgo.

“Las medidas cautelares son muy difíciles de obtener”, dijo Dafna Tachover, directora del Proyecto de Daños Inalámbricos y 5G de CHD. “Sin embargo, el grave e inmediato daño e injusticia que se causará a muchos si esta orden entra en vigor es intolerable. Para los enfermos, esta moción es literalmente una batalla por su derecho a existir. Teníamos que presentar esta moción sin importar las posibilidades”.

El presidente de CHD, Robert F. Kennedy, Jr. dijo “Al eliminar las garantías procesales y las protecciones de los derechos civiles, la FCC ha demostrado que silenciará cualquier prueba de los perjuicios de la tecnología inalámbrica que amenace su agenda inalámbrica. FCC está sacrificando la salud de adultos y niños en el altar de los beneficios de las telecomunicaciones. Eliminar las adaptaciones para discapacitados que necesitan realizar algunas personas, e impedirlo incluso en sus propios hogares, es moral y legalmente indefendible”.

El abogado principal de CHD en este caso es Scott McCollough, abogado especializado en telecomunicaciones y derecho administrativo con 35 años de experiencia. El Sr. McCollough también representó a CHD en su anterior caso aún en curso contra la FCC. El primer caso, presentado en febrero de 2020, cuestiona las obsoletas directrices de salud y seguridad de la FCC en relación con 5G y la radiación inalámbrica. Los argumentos orales del caso se escucharon en enero de 2021. El caso está ahora a la espera de la decisión del tribunal.

Antes de la presentación de la moción del 18 de marzo, CHD presentó una moción administrativa ante la FCC para suspender la entrada en vigor de la modificación de la orden hasta que se produzca una decisión en el caso. La Asociación de Proveedores de Servicios de Internet Inalámbricos, que presionó para que se modificara la orden, se opuso a la moción. Sin embargo, la FCC no se ha pronunciado sobre la moción, por lo que CHD presentó una moción de urgencia ante el tribunal.

Inmediatamente después de la presentación de la moción para suspender la modificación de la orden, el tribunal designó un panel de tres jueces para decidir sobre la moción, compuesto por Judith W. Rogers, el juez Rober L. Wilkins y el juez Neomi Rao. El tribunal ordenó a la FCC que presentara su respuesta el 23 de marzo. CHD podrá presentar su respuesta a la FCC el 24 de marzo. Se espera una decisión antes del 29 de marzo, fecha en la que la orden debería entrar en vigor.

Sorry, registration for this event is now closed.