Menu
octubre 08, 2020

El juego de trileros de la polio y la “no polio” en África y los Estados Unidos – Actualización de 2020

A principios de septiembre, una semana después de declarar definitivamente que el continente africano estaba libre de poliomielitis, la Organización Mundial de la Salud (OMS) tuvo que tragarse sus propias palabras. Dado que no se ha notificado ningún caso de poliomielitis salvaje o natural en Africa desde 2016, la OMS admitió que las vacunas orales contra la poliomielitis que su principal patrocinador, Bill Gates, financia tan generosamente y promueve con tanta avidez están provocando la polio a los niños africanos. Además de los casos de poliomielitis derivados de vacunas que están reconocidas oficialmente, los cuales aumentaron sustancialmente de 2018 a 2019, la región africana también notifica anualmente decenas de miles de casosmás de31.500 de sólo 18 países en 2017— de parálisis flácida aguda (AFP por sus siglas en inglés), una condición debilitante con un cuadro clínico prácticamente idéntico al de la poliomielitis. Muchos otros países, desde la India hasta Italia,también registran un número significativo de casos de parálisis flácida aguda (AFP por sus siglas en inglés).

En los Estados Unidos es posible que la parálisis infantil no esté documentada en la misma escala que en Africa o la India, pero ha atraído la atención en lugares importantes. A principios de agosto, la senadora y candidata presidencial Amy Klobuchar envió una carta al director de los CDC, Robert Redfield, expresando su preocupación sobre un brote que se esperaba para el otoño de mielitis flácida aguda (AFM por sus siglas en inglés), un subtipo de la parálisis flácida aguda que, de nuevo, produce síntomas similares a los de la poliomielitis: debilidad muscular, parálisis, dolor, dificultad para tragar y, en los casos más graves, insuficiencia respiratoria aguda. Los CDC sólo comenzaron a rastrear y estudiar la mielitis flácida aguda (AFM) cuando los casos aumentaron inexplicablemente en 2014; desde entonces, ha documentado no solo un extraño patrón bienal de picos y pausas, sino también una tendencia ascendente constante en los casos. En lo que va de este año,hasta 65 niños estadounidenses han aparecido con mielitis flácida aguda (AFM) confirmada o sospechada. Desde 2014, se han confirmado un total de 638 casos en todo Estados Unidos, con una tasa de hospitalización del 98%.

… 70 años de estudios publicados junto con los prospectos que aparecen en los envases de los fabricantes que documentan un rastro de síntomas similares a la poliomielitis (que van desde mielitis, entumecimiento, dolor y parálisis de las extremidades) después de la vacunación.

“Misterioso” ¿o iatrogénico?

En los países que utilizan la vacuna oral contra la poliomielitis, los CDC no tienen ningún problema en reconocer que la AFP está asociada con el poliovirus derivado de la vacuna. En los Estados Unidos, sin embargo, el uso de otro tipo de vacuna contra la poliomielitis ha permitido a los funcionarios enmarcar la historia de manera muy diferente. De hecho, la mielitis flácida aguda se pinta casi universalmente como algo aleatorio y “misterioso”.

Los CDC han evitado asiduamente mencionar una causa iatrogénica (inducida médicamente) que está mirando a la agencia en la cara: existen 70 años de estudios publicados junto con los prospectos de los envases de los fabricantes que documentan un rastro de síntomas similares a la poliomielitis (que van desde mielitis, entumecimiento, dolor y parálisis de las extremidades) después de la vacunación. Entre los mecanismos que podrían explicar este fenómeno se encuentran los adyuvantes de aluminio en las vacunas; los estudios en animales muestran que las vacunas que contienen aluminio contribuyen a cambios neuropatológicos que incluyen neurodegeneración de la materia gris de la médula espinal y laparálisis de las extremidades posteriores.

Al hablar de la parálisis flácida aguda (AFP), los investigadores africanos han sido algo menos cautelosos que los investigadores de los CDC, identificando al menos dos causas proximales y principalmente iatrogénicas: lesiones por inyección y síndrome de Guillain-Barré (SGB). Por poner un ejemplo, un estudio rural ugandés publicado en 2018, encontró que dos condiciones comúnmente observadas en Uganda —parálisis post-inyección (PIP por sus siglas en inglés) y una forma de fibrosis tisular llamada fibrosis glútea (GF por sus siglas en inglés) en conjunto representaron, en el período de tres años, más del 30% de las visitas a la clínica específicamente para afecciones musculoesqueléticas y un asombroso 40% de las visitas de extensión “por cualquier queja médica”. Sin mencionar específicamente que se espera que los niños ugandeses sean vacunados cinco veces antes de su primer cumpleaños,los investigadores ugandeses señalaron sin embargo que la parálisis post-inyección (PPI) tiende a agruparse en niños muy pequeños (de 0 a 3 años). En el caso de la fibrosis glútea (que muestra un aumentode probabilidades de aparecer cuando se da una “frecuencia creciente de inyecciones”), observaron un pico entre los niños de 8 a 11 años con reacciones lo suficientemente graves como para limitar la asistencia a la escuela y la capacidad de los niños de realizar “las actividades de la vida diaria”. Otros investigadores han descrito de forma realista la fibrosis tisular como una“complicación conocida de las inyecciones intramusculares. . . especialmente observada entre los niños debido a vacunas e inyecciones.”

Un estudio de parálisis flácida aguda (AFP) pediátrica en Sudáfrica (también publicado en 2018) concluyó que el síndrome de Guillain-Barré (SGB por sus siglas en inglés), una enfermedad caracterizada por la debilidad muscular y la parálisis, era la causa predominante de la parálisis flácida aguda, representando el 83% de los casos, produciendo una “morbilidad significativa” y, en dos casos, conllevando la muerte. De hecho, los investigadores reconocen que el GBS a ser la causa más común de la AFP en todo el mundo. Una vez más, uno no tiene que viajar muy lejos por la cadena causal para llegar a un desencadenante de SGB plausible; veintiún prospectos de envases diferentes para vacunas en el mercado estadounidense enumeran el SGB como un evento adverso. La experiencia estadounidense con la vacuna contra la gripe porcina de 1976 y una base de evidencia empírica creada durante décadas también apuntan en esta dirección.

Como reflejo del actual espíritu de los tiempos, el zeitgeist del Covid-19, que ha decretado que el “astuto virus” es la mayor amenaza a la que la humanidad jamás se haya enfrentado, los CDC están presentando una etiología viral para AFM …

El desenlace: más vacunas, por supuesto

Como reflejo del actual espíritu de los tiempos, el zeitgeist del Covid-19, que ha decretado que el “astuto virus”es la mayor amenaza a la que la humanidad jamás se haya enfrentado, los CDC están presentando una etiología viral para la AFM para conseguir poner distancia de las explicaciones que podrían implicar la vacunación. Aunque, en la mayoría de los pacientes con mielitis flácida aguda, “no se ha detectado ningún patógeno (germen) en el líquido cefalorraquídeo para confirmar una causa“, la agencia está convergiendo en una versión posiblemente mutada de un enterovirus del resfriado común llamado EV-D68 para presentarle como su principal sospechoso; al mismo tiempo (sin explicar por qué los virus benignos de repente se vuelven rebeldes), está cubriendo sus apuestas al afirmar que otros virus comunes también podrían ser responsables de algunos casos de AFM.

En entrevistas con padres de niños que sufren de mielitis flácida aguda, que admiten estar “desesperados por algo mágico” para ayudar a sus hijos, se está preparando el escenario para (¿qué otra cosa podría ser?) una “solución” con vacunas. Aunque la participación de EV-D68 en AFM/AFP es más hipotética que probada, el corolario demasiado predecible de la fijación viral de los CDC es la entrada de otra vacuna en la tubería, un escenario explícitamente mencionado por la senadora Klobuchar en su carta al Director Redfield. El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) encabezado por Anthony Fauci acaba de firmar un“contrato de co-desarrollo”,valorado en 9,4 millones de dólares, con la empresa holandesa Intravacc para elaborar una vacuna profiláctica contra EV-D68. Sin plantearse nunca si el modelo de vacunación realmente funciona, los CDC y la OMS también están predicando una duplicación de la vacunación en los países que sufren el flagelo de la poliomielitis inducida por vacunas. Dado que la Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Poliomielitis documentó casi medio millón de casos de parálisis flácida aguda en niños menores de 14 años entre 2013 y 2018, parece que es hora de admitir que el modelo no sólo está roto sino que es contraproducente.

Sign up for free news and updates from Robert F. Kennedy, Jr. and the Children’s Health Defense. CHD is implementing many strategies, including legal, in an effort to defend the health of our children and obtain justice for those already injured. Your support is essential to CHD’s successful mission.

Close

This article is also available in other languages.