Menu
junio 14, 2021

Las diez razones principales para no dejar que a su hijo le pongan la vacuna COVID

El 10 de mayo de 2021, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (“Food and Drug Administration”, FDA) amplió su autorización de uso de emergencia (“emergency use authorization”, EUA) para la vacuna COVID-19 de Pfizer/BioNTech a los adolescentes de 12 a 15 años de edad, modificando la EUA (emitida el 11 de diciembre de 2020) que autorizaba la inyección para personas de 16 años en adelante. Moderna ha indicado que tiene previsto solicitar una ampliación similar de la EUA a las personas de 12 a 17 años para su vacuna COVID, y Johnson & Johnson/Janssen está realizando ensayos clínicos en ese grupo de edad. Al dar luz verde a Pfizer, la FDA optó por ignorar los siguientes hechos, todos los cuales dejan muy claro que vacunar a los niños y adolescentes contra la COVID-19 es indefendible desde el punto de vista médico así como poco ético.

  1. Los niños estadounidenses tienen un riesgo insignificante1 de COVID-19. Hasta el 29 de mayo de 2021, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (“Centers for Disease Control and Prevention”, CDC) atribuyeron a la COVID 366 muertes en niños de 0 a 18 años,2 de una población infantil de 74 millones; esto supone una tasa de mortalidad del 0,00049%. Como causa de muerte entre niños de 1 a 17 años, COVID-19 se sitúa por detrás de las lesiones, el suicidio, el cáncer, el homicidio, las anomalías congénitas, las enfermedades cardíacas, la gripe, las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores y las causas cerebrovasculares.1 Así, desde febrero de 2020 hasta mediados de febrero de 2021, 29.094 niños (de 0 a 14 años) y 36.900 adolescentes y adultos jóvenes (de 15 a 24 años) murieron por causas distintas al COVID-19.3 El riesgo de que los niños desarrollen una enfermedad grave por COVID es minúsculo, como demuestra el hecho de que los CDC utilicen a personas de entre 5 y 17 años como su grupo de referencia (el grupo de menor riesgo) al describir los riesgos de infección, hospitalización y muerte por COVID para otros grupos de edad.4 Médicos informados sostienen que “ni siquiera un puñado de niños debería ponerse en peligro por el uso de vacunación masiva contra una enfermedad que no es peligrosa para ellos”.5
  2. Las vacunas COVID son experimentales. Como la FDA indica claramente en sus hojas informativas sobre las vacunas COVID, las vacunas administradas en el marco de la EUA no están aprobadas por la FDA y “no se han sometido al mismo tipo de revisión que un producto aprobado o autorizado por la FDA”.6,7 Las inyecciones de COVID se basan en tecnologías de vacunas que son experimentales;8 en ingredientes problemáticos como polietilenglicol (PEG)9 y polisorbato 80;10 en nanopartículas lipídicas fácilmente absorbidas por el cerebro;11 y otros aspectos de la ciencia de las vacunas que no han sido testados. Además, aunque la jefa en funciones de la FDA, Janet Woodcock, aseguró a los padres “que la agencia realizó una revisión rigurosa y exhaustiva de todos los datos disponibles”,12 no se han realizado estudios sobre toxicidad, carcinogenicidad, riesgos fetales y reproductivos u otros aspectos importantes de la seguridad.13
  3. Las vacunas experimentales de COVID son mucho más peligrosas para los niños que la enfermedad. Antes de la ampliación de la EUA a los niños de 12 a 15 años, el Sistema de Notificación de Efectos Adversos de las Vacunas (VAERS) mostró dos muertes en niños de 15 años que habían recibido sendas vacunas de Pfizer o Moderna. Estos adolescentes deben haber sido inscritos en ensayos clínicos, ya que de otra manera legalmente no podrían haber recibido las vacunas en ese momento. Con cerca de 1.000 adolescentes de 12 a 15 años en el grupo de vacunas del ensayo clínico de Pfizer -y aproximadamente el mismo número en el ensayo de Moderna- la tasa de mortalidad tras la vacunación en este grupo de edad puede ser de aproximadamente el 0,1% (dos de cada 2.000), más de 200 veces superior a la tasa de mortalidad de COVID-19.
  4. Los adolescentes están notificando lesiones graves causadas por la vacuna COVID, incluyendo problemas cardíacos y muertes. Los informes de lesiones por vacunas COVID para el grupo de edad de 12 a 17 años casi se han cuadruplicado entre el 14 y el 21 de mayo, pasando de 943 a 3.449 acontecimientos adversos, entre ellos 58 lesiones calificadas de graves.14 La semana siguiente, el total de lesiones por la vacuna COVID en ese grupo de edad aumentó otro 37%, hasta 4,750,15 que comprende 209 lesiones graves y cinco muertes atribuidas a paradas cardíacas.16,17 Un estudio publicado en junio en “Pediatrcs” documentó siete adolescentes hospitalizados por inflamación del corazón a los cuatro días de recibir su segunda inyección de Pfizer.18 Los adolescentes también experimentan coágulos de sangre y Síndrome de Guillain-Barré.19,20 Un atleta de 17 años de Utah desarrolló coágulos de sangre en su cerebro un día después de recibir su primera inyección de Pfizer.21
  5. Los efectos adversos a largo plazo de las vacunas COVID, incluidos los efectos reproductivos, “no pueden descartarse”. Los médicos advierten de la posibilidad de “efectos adversos a largo plazo que aún no se han descubierto en este momento, incluso sobre el crecimiento, el sistema reproductivo o la fertilidad”.5 Ya se han documentado efectos reproductivos preocupantes tras la vacunación de Pfizer y Moderna. Un estudio de los CDC publicado en el “New England Journal of Medicine” demostró que el 12,7% de las mujeres embarazadas vacunadas con COVID perdieron a sus bebés por aborto espontáneo o mortinato (casi una de cada ocho mujeres).22 Además, 99 de los 724 bebés nacidos vivos (13,7%) tuvieron resultados adversos al nacer, como parto prematuro, tamaño pequeño para la edad gestacional o “anomalías congénitas importantes”. Por el contrario, no hay pruebas que sugieran que los niños deban preocuparse por los efectos a largo plazo de la enfermedad COVID-19.1 Para los niños y adolescentes que tienen la vida por delante, las posibles ramificaciones de las vacunas COVID para la fertilidad futura son preocupantes, sobre todo teniendo en cuenta que “podría pasar un tiempo relativamente largo antes de que se pudiera observar un número apreciable de casos en los que se pueda observar la infertilidad post-vacunación“.23
  6. Los niños que reciban las vacunas COVID se enfrentarán a un riesgo adicional que la mayoría de los adultos no tendrán: la administración simultánea de varias vacunas. Según Pfizer, “no hay información sobre la coadministración de la vacuna COVID-19 de Pfizer-BioNTech con otras vacunas”.6 Los CDC también admiten que no saben si la reactogenicidad (la respuesta inflamatoria del organismo a la vacunación) aumenta con la coadministración de la vacuna.24 No obstante, los CDC permiten a los profesionales sanitarios administrar las vacunas COVID y otras vacunas para niños y adolescentes “sin tener en cuenta cuándo hacerlo“.25 Teniendo en cuenta el calendario de vacunas de los CDC para adolescentes, esto significa que un niño de 12 años podría recibir una inyección experimental de COVID el mismo día que las vacunas contra la gripe, el virus del papiloma humano (VPH), el meningococo y la Tdap (tétanos-difteria-tos ferina).26 Si la FDA amplía su EUA a grupos de edad aún más jóvenes, los niños podrían recibir aún más inyecciones durante una sola visita al médico, especialmente si los médicos presionanpara hacer una vacunación de “puesta al día” debido a las citas perdidas durante la pandemia.27 Los prospectos de las vacunas autorizadas para niños y adolescentes ya enumeran casi 400 posibles eventos adversos, incluyendo la muerte.28 El Instituto de Medicina ha advertido que la investigación sistemática sobre “elementos clave de todo el [childhood vaccine] calendario -el número, la frecuencia, el momento, el orden y la edad de administración de las vacunas”- nunca se ha hecho,29 una opinión compartida (aunque a regañadientes) por los expertos mundiales en vacunas en una reunión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en diciembre de 2019.30
  7. Los funcionarios del gobierno han indicado que están dispuestos a pisotear los derechos de los padres y su capacidad de proteger a los niños. Alrededor de la mitad de los padres que respondieron a una encuesta realizada en abril afirmaron que, o bien “definitivamente” no vacunarían a sus hijos contra la COVID, o bien planeaban esperar y ver qué pasaba; otro 18% sólo permitiría la vacuna si las escuelas la exigen.31 Para sortear el obstáculo de obtener el consentimiento de los padres,32 un número creciente de estados y jurisdicciones pretenden dar a los proveedores de asistencia sanitaria y a los consultorios médicos libertad de acción para prescindir de requisitos de consentimiento de los padres para las vacunas COVID,33 a pesar de que las inyecciones están en fase deinvestigación.34 En la actualidad, estos incluyen el Distrito de Columbia (a partir de 11 años);35 Carolina del Norte (a partir de 12 años);36 Alabama, Oregón y Tennessee (a partir de 14 o 15 años);37-39 Carolina del Sur (a partir de 16 años);40 y Iowa (a discreción de los proveedores).33 Se trata de una extraordinaria restricción de los derechos de los padres y pone a los niños en peligro.
  8. Prometer a los niños y adolescentes una vuelta a la “normalidad” es coercitivo. La comisionada de la FDA Janet Woodcock, la directora de los CDC Rochelle Walensky, y el director general de Pfizer, Albert Bourla, han prometido a los jóvenes que la vacunación contra el COVID es su billete para una renovada “sensación de normalidad” y un “retorno más rápido a las actividades sociales”.12, 41, 42 Estas promesas están tentado a los adolescentes socialmente hambrientos -que son incapaces de sopesar los riesgos y los beneficios- a presionar a sus padres para que les dejen que se pongan las inyecciones o incluso para que estudien la posibilidad de vacunarse sin el permiso de sus padres.40, 43 Seiscientos mil jóvenes de 12 a 15 años se vacunaron contra el COVID en la primera semana de la ampliación de la EUA.44
  9. Los fabricantes de vacunas prometen en exceso lo que pueden hacer sus inyecciones de COVID, tanto para adultos como para niños. Las vacunas COVID no fueron diseñadas para bloquear la transmisión del coronavirus.45 Por lo tanto, la “eficacia” declarada de las vacunas se refiere únicamente a la capacidad de las inyecciones para disminuir la gravedad de los síntomas.46 Además, la eficacia no puede entenderse de manera significativa a menos que se comprenda la principal distinción entre riesgo relativo y absoluto.47 Informando sólo del riesgo relativo, Pfizer declaró que su inyección era “100% eficaz” para los niños de 12 a 15 años42 sobre la base de ensayos con 2.260 adolescentes más jóvenes y 18 casos de COVID-19 en el grupo de placebo (frente a cero en el grupo de la vacuna).48 Estas cifras equivalen auna “pequeñísima” reducción del riesgo absoluto49 de 1,59% (18 dividido por 1.129 adolescentes en el grupo de placebo). Cuando los investigadores no informan de la reducción absoluta del riesgo, “se introduce un sesgo de información, que afecta a la interpretación de la eficacia de la vacuna”50 lo que plantea dudas sobre la intención y la integridad de los investigadores. Los padres también deben tener en cuenta que Pfizer, según un análisis independiente, adulteró los resultados de la eficacia de sus ensayos clínicos en adultos al excluir a miles de participantes que tenían síntomas idénticos a los de la COVID pero que no fueron confirmados por las pruebas PCR.51 Es necesario tener acceso a “conjuntos de datos completos y a hacer un examen y un análisis independientes“.50 para evaluar si un juego de manos similar podría haber producido el resultado mágico del “100% de efectividad” para los adolescentes.
  10. Las vacunas COVID en 2021 son sólo el principio. La mayoría de los padres y adolescentes no reconocen que aceptar una o dos inyecciones de COVID ahora no será el final de la historia. Las vacunas de refuerzo COVID ya están en marcha, lo que introduce la perspectiva de riesgos recurrentes y acumulativos.52 Como pueden atestiguar los padres familiarizados con el ya oneroso calendario de vacunas infantiles, los requisitos de las vacunas para los niños sólo parecen ir en una dirección, hacia arriba, mientras que el estado de la salud de los niños sigue su alarmante trayectoria descendente.53

Referencias

  1. “What do you do when the kids are still unvaccinated?” “The New York Times”, 22 de abril de 2021..
  2. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). “Provisional COVID-19 deaths: focus on ages 0-18 years”. Actualizado el 2 de junio de 2021..
  3. “The Heritage Foundation”. “COVID-19 deaths by age”. Actualizado el 17 de febrero de 2021..
  4. CDC. “Risk for COVID-19 infection, hospitalization, and death by age group”. Actualizado el 18 de febrero de 2021..
  5. “93 Israeli doctors: Do not use COVID-19 vaccine on children”. Arutz Sheva, 11 de abril de 2021..
  6. “Fact sheet for healthcare providers administering vaccine (vaccination providers): Emergency use authorization (EUA) of the Pfizer-BioNTech COVID-19 vaccine to prevent coronavirus disease 2019 (COVID-19)”.
  7. “Fact sheet for recipients and caregivers: Emergency use authorization (EUA) of the Pfizer-BioNTech COVID-19 vaccine to prevent coronavirus disease 2019 (COVID-19) in individuals 12 years of age and older”.
  8. “Children’s Health Defense”. “COVID-19: The spearpoint for rolling out a “new era” of of high-risk, genetically engineered vaccines”. 7 de mayo de 2020..
  9. Redwood L. “5 questions Fauci and FDA need to answer on Pfizer and Moderna COVID vaccines”. “The Defender”, 23 de diciembre de 2020. .
  10. “Children’s Health Defense”. “These “inactive” ingredients in COVID vaccines could trigger allergic reactions”. “The Defender”, 12 de marzo de 2021. .
  11. Shankar R, Joshi M, Pathak K. “Lipid nanoparticles: A novel approach for brain targeting”. Pharm Nanotechnol. 2018;6(2):81-93.
  12. Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). “Coronavirus (COVID-19) update: FDA authorizes Pfizer-BioNTech COVID-19 vaccine for emergency use in adolescents in another important action in fight against pandemic”. Comunicado de prensa, 10 de mayo de 2021. .
  13. “Children’s Health Defense”. “What we know — and may never know — about COVID vaccines”. “The Defender”, 14 de mayo de 2021..
  14. Redshaw M. “COVID vaccine injury reports among 12- to 17-year-olds more than triple in 1 week, VAERS data show”. “The Defender”, 28 de mayo de 2021.
  15. “MedAlerts: Found 9,459 cases where Age is 6-or-more-and-under-18 and Vaccine is COVID19”.
  16. “MedAlerts: Found 274 cases where Age is 6-or-more-and-under-18 and Vaccine is COVID19 and Serious”.
  17. “MedAlerts: Found 274 cases where Age is 6-or-more-and-under-18 and Vaccine is COVID19 and Serious”.
  18. Redshaw M. “7 U.S. teens developed heart inflammation after second Pfizer vaccine, new study shows”. “The Defender”, 4 de junio de 2021.
  19. Redshaw M. “18-year-old undergoes 3 brain surgeries from blood clots after J&J vaccine”. “The Defender”, 21 de abril de 2021.
  20. Redshaw M. “Teen diagnosed with Guillain-Barré weeks after first COVID vaccine”. “The Defender”, 6 de abril de 2021.
  21. Redshaw M. “Teen hospitalized with blood clots in brain after first dose of Pfizer vaccine”. “The Defender”, 10 de mayo de 2021.
  22. Shimabukuro TT, Kim SY, Myers TR, et al. “Preliminary findings of mRNA COVID-19 vaccine safety in pregnant persons”. N Engl J Med. 2021 Abr 21;NEJMoa2104983.
  23. “Petition/motion for administrative/regulatory action regarding confirmation of efficacy end points and use of data in connection with the following clinical trial(s)…”.
  24. Pagliarulo N. “CDC panel endorses Pfizer vaccine for 12- to 15-year-olds”. “BioPharma Dive”, 12 de mayo de 2021.
  25. Woodworth K. “Clinical considerations for Pfizer-BioNTech COVID-19 vaccination in adolescents”. CDC, 12 de mayo de 2021.
  26. “Recommended Child and Adolescent Immunization Schedule for ages 18 years or younger, United States, 2021”.
  27. Howard J, Mascarenhas L. “Doctors urge parents to catch kids up on other shots ahead of COVID-19 vaccine rollout”. CNN, 10 de mayo de 2021.
  28. “Children’s Health Defense”. “Read the fine print, part two—nearly 400 adverse reactions listed in vaccine package inserts”. 14 de agosto de 2020.
  29. Instituto de Medicina. “The Childhood Immunization Schedule and Safety: Stakeholder Concerns, Scientific Evidence, and Future Studies”. Washington, DC: The National Academies Press, 2013.
  30. “Children’s Health Defense”. “Look WHO’s talking! Vaccine scientists confirm major safety problems”. 16 de enero de 2020.
  31. Hamel L, Lopes L, Sparks G, et al. “KFF COVID-19 vaccine monitor – April 2021”. “Kaiser Family Foundation”, 6 de mayo de 2021.
  32. Tishler CL, Reiss NS. “Pediatric drug-trial recruitment: Enticement without coercion”. “Pediatrics”. 2011;127(5):949-954.
  33. Howard J, Langmaid V. “Most states require parental consent for COVID-19 shots for ages 12 to 15, but not all. Here’s the list”. CNN, 18 de mayo de 2021..
  34. “Emergency Use Authorization (EUA) for an Unapproved Product: Review Memorandum”.
  35. Hazlehurst R. “Urgent: D.C. parents, take action to protect children from being vaccinated without parental consent”. “The Defender”, 11 de mayo de 2021.
  36. “COVID-19 Vaccine Provider Guidance COVID-19”.
  37. “2013 Code of Alabama Title 22 – HEALTH, MENTAL HEALTH, AND ENVIRONMENTAL CONTROL. Title 1 – HEALTH AND ENVIRONMENTAL CONTROL GENERALLY. Section 22-8-4 – When minor may give consent generally”..
  38. “Oregon Health Authority: Minor Consent Statement”.
  39. “Tennessee Department of Health: Mature Minor Doctrine”.
  40. Terlep S. “COVID-19 shots for teens can hit legal snags and parental pushback”. “The Wall Street Journal”, 19 de mayo de 2021.
  41. CDC. “CDC director statement on Pfizer’s use of COVID-19 vaccine in adolescents age 12 and older”. Declaración a los medios de comunicación, 12 de mayo de 2021.
  42. Branswell H. “FDA authorizes Pfizer’s COVID-19 vaccine for use in adolescents”. STAT, 10 de mayo de 2021.
  43. Larsen K. “”We’re all ready”: Many Bay Area 12-15 year-olds eager for Pfizer’s COVID vaccine after FDA EUA”. ABC, 13 de mayo de 2021.
  44. Méndez R. “CDC says 600,000 kids ages 12 to 15 have received COVID vaccine shots in last week”. CNBC, 18 de mayo de 2021.
  45. Mayer A. “Leading COVID vaccine candidates plagued by safety concerns”. “The Defender”, 13 de noviembre de 2020..
  46. Doshi P. “Will COVID-19 vaccines save lives? Current trials aren’t designed to tell us”. BMJ. 2020;371:m4037.
  47. “Children’s Health Defense”. “Vaccine makers claim COVID shots are “95% effective” — but what does that mean?”. “The Defender”, 5 de mayo de 2021.
  48. “Pfizer-BioNTech announce positive topline results of pivotal COVID-19 vaccine study in adolescents”. Comunicado de prensa, 31 de marzo de 2021.
  49. Rogers A. “The statistical secrets of COVID-19 vaccines”. WIRED, 6 de mayo de 2021.
  50. Olliaro P, Torreele E, Vaillant M. “COVID-19 vaccine efficacy and effectiveness—the elephant (not) in the room”. “Lancet Microbe”, 20 de abril 2021.
  51. Doshi P. “Pfizer and Moderna’s “95% effective” vaccines—we need more details and the raw data”. BMJ Opinion, 4 de enero de 2021. .
  52. Langmaid V, Vera A. “COVID-19 booster shot will likely be needed within a year of vaccination, Fauci says”. CNN, 19 de mayo de 2021.
  53. “Children’s Health Defense”. “Facts about children’s health”.

Sign up for free news and updates from Robert F. Kennedy, Jr. and the Children’s Health Defense. CHD is implementing many strategies, including legal, in an effort to defend the health of our children and obtain justice for those already injured. Your support is essential to CHD’s successful mission.

Close

This article is also available in other languages.