Menu
VIDEO TRANSCRIPT • BROWSE ALL TRANSCRIPTS

Transcripción: “Racismo médico: el nuevo apartheid”

La siguiente es una transcripción de este video del sitio web “Medical Racism”.

– Hola, soy Robert F. Kennedy, Jr y estoy aquí para presentar una película llamada: “Medical Racism: The New Apartheid.” Mi grupo, el Children’s Health Defense, la realizó en conjunto con varios grupos de derechos civiles y grupos que defienden los derechos, las condiciones y la salud de los afroamericanos. Es importante que vean esta película porque todos tenemos que hacernos responsables de nuestra propia salud, y no puedes hacerlo a menos que estés informado. Lo que tratamos de hacer con esta película no es decirte si debes vacunarte o no, sino cómo hacer las preguntas adecuadas sobre qué tipo de vacunas quieres ponerte. Muchas gracias. Presenta Racismo médico. El nuevo Apartheid.

– [Reportera 1] La farmacéutica Pfizer dice que nuevos resultados muestran que su vacuna es 95% efectiva.

– [Reportera 2] Los que están probando tanto la de Medina como la de Pfizer, describen los efectos secundarios.

– [Reportero] Las vacunas de doble dosis, aplicadas con 3 semanas de diferencia, son consideradas uno de los mayores avances médicos del siglo.

– La gente ha escuchado que la gente de color e hispánica son particularmente vulnerables, pero a nivel nacional, la gente de color están muriendo 2,4 veces el índice que la gente blanca, es decir, el 21% de las muertes por COVID son gente de color, de acuerdo con el proyecto de seguimiento de COVID.

– Solo miren a los trabajadores de salud en todo el mundo, hay 60 millones de trabajadores de salud, merecen recibir la vacuna primero. Y luego, hay que partir de ahí, con base en los países y la población. Pero aquí en Estados Unidos, la gente de color es la que debería recibirla primero y muchas personas indígenas.

– En verdad tienes una responsabilidad contigo y una responsabilidad social y comunitaria, para ser parte de esta amplia protección. Lo primero que tienes que decirle a mis hermanos y hermanas afroamericanos es que la vacuna que van a recibir fue desarrollada por una mujer afroamericana. Ese es un hecho.

– Creo que hay muchas razones por las que la gente de color están muriendo por COVID-19. No creo que sea solo la gente de color. Los medios tienden a influir en ti para que vayas en la dirección que ellos quieren. Así que hay que investigar y proteger tu círculo interno.

– Creo que hay mucha gente de color que sé que aún siguen con vida, así que no, no creo en eso.

– No creo que mucha gente de color esté solo muriendo, creo que están muriendo por comer comida poco saludable.

– Nos afecta desproporcionadamente, debido a las vacunas, debido al mal uso del cuidado apropiado dadas las circunstancias. No es algo que yo creo, es algo que es un hecho y que tienes que investigar para que puedas comprender por qué es un hecho.

– Cuéntanos más sobre el muestreo de las personas que participaron en estas pruebas, ¿es un grupo racial y diversamente ético? Y, ¿las vacunas han sido igual de efectivas en personas de diferentes antecedentes y edades?

– Al menos con la vacuna de Pfizer, la respuesta de las personas mayores a 65 años es tan efectiva como para todos los demás. Eso es muy alentador, ya que la gente mayor son quienes tienen mayor riesgo de morir por esta enfermedad.

– En realidad no creo que la vacuna sea necesaria, además de tan solo cuidarte, hacer ejercicio y comer bien, y tratar de mantener tu distancia con los demás, pero aparte de eso, no creo que sea segura porque no conozco sus efectos secundarios.

– Tengo que, no tengo otra alternativa. Yo ya me vacuné. No puedo estar con mi familia y estar expuesto, no sé, porque no lo sabes. Nadie lo sabe. Yo no sé si tú te contagiaste, si él se contagió, ¿quién se contagio? Tu eres de los que están enfermos. Lo único que sé es que dicen que si me vacuno, no voy a exponer a nadie más.

– [Entrevistador] ¿Les crees?

– Acepté el trato.

– Ya no sé qué creer. Pero en cuanto a que la gente de color está muriendo, o cualquiera, no estoy seguro. No estoy seguro si todo es propaganda.

– Como nativo americano, no puedo confiar en lo que el gobierno dice porque ya destruyeron a la nación Cherokee con viruela. Fue muy… … muy perjudicial para mi pueblo. No hicieron nada, casi nos erradicaron.

– He oído hablar del programa de Tuskegee Institute en el que tomaron hombres afroamericanos y los inyectaron con sífilis, y querían estudiar y experimentar con todos esos hombres de color. Y constantemente les decían: “Te estamos dando esto para curarte.” Pero todo lo que hacían era hacer que se enfermaran más y más hasta que murieron. Así que, una vez más, el gobierno de los Estados Unidos quiere estudiarte a ti, con lo que sea que intentan darte a ti. Eso es lo que pienso del COVID-19. No voy a ser su conejillo de indias para que me estudien.

– Bueno, el experimento Tuskegee de 1932 es el más impactante, porque tenemos evidencia sólida y muy clara de que el gobierno y agencias públicas usaron a hombres de color como conejillos de indias.

– El CDC no iba a detener el experimento Tuskegee. Lo que pasó es que tuvieron un denunciante que le dijo a uno de los Kennedys: “Esto es lo que hemos estado haciendo, me siento muy mal al respecto. Estamos observando a estas personas con sífilis y solo los estamos monitoreando. Creen que están siendo tratados, pero no es así.”

– He estado en torno al problema de discapacidad intelectual desde niño. Si eres de mi familia, creces con ese problema, porque tuvimos discapacidades intelectuales en la familia, muchas generaciones atrás, y nuestra familia ha estado liderando… lideró el movimiento de los derechos civiles para defender a personas con discapacidades intelectuales. Mi tío aprobó algunas de las leyes pioneras y las redactó cuando era el presidente John Kennedy, mi tía Eunice, en 1968, fundó las olimpiadas especiales, y cuando yo tenía ocho o nueve años, trabajaba cada fin de semana durante otoño y primavera como consejero y abrazador en Camp Shriver, que después se convirtió en las olimpiadas especiales. Así que he estado expuesto a eso toda mi vida. Luego, en el verano del 2005, vino a mi casa una mujer y tenía un montón de estudios científicos, se llamaba Sarah Bridges, era psicóloga en Minnesota, a su hijo le dio autismo por una vacuna de mercurio.

– Mi hijo fue compensado, estos paquetes de compensación con frecuencia son millones de dólares. El Programa Nacional de Compensación por Daños por Vacunas es un impuesto especial sobre las vacunas financiado por los consumidores. El calendario de vacunas De EE.UU. se ha más que triplicado desde la ley de 1986. Nada va a los padres, todo esta hecho por terceros y una anualidad. En 10 años, nadie nunca le ha dado seguimiento a nuestra familia sobre: A, “¿cómo está su hijo? Tuvo daño cerebral por una vacuna.” B, “Tu hijo tiene autismo y fue compensado, quizás debamos observar a estos niños y descubrir lo que tu hijo tiene de especial, ¿podemos aprender algo sobre la genética?”

– Tenía un montón de estudios científicos, los puso en la entrada de mi casa y dijo: “No ve iré hasta que leas esto.” Parecía surreal, comencé a llamar a los reguladores debido al largo historial en mi familia con gente como Francis Collins y Tony Fauci, y los directivos de CDC, HHS, etcétera. Podía conseguir contactar a la gente y comencé a hacerles preguntas sobre lo que leía respecto a la ciencia. Y me quedó muy claro, muy rápido, que, o los mejores reguladores del país no estaban para nada familiarizados con la ciencia de la seguridad de la vacuna, o que, en algunos casos, mentían al respecto.

– Los ocho sobrevivientes del estudio de sífilis en Tuskegee son una enlace viviente a una época, no hace mucho tiempo, que muchos estadounidenses preferirían no recordar, pero no nos atrevemos a olvidar. A nuestros ciudadanos afroamericanos, lamento que su gobierno federal llevara a cabo un estudio tan claramente racista, no debe permitirse jamás que suceda de nuevo. Va en contra de todo lo que nuestro país defiende.

– Estados Unidos tiene historial, como todos bien sabemos, de maltrato a afroamericanos, en específico cuando se trataba de ensayos clínicos. Todos sabemos del experimento Tuskegee, sabemos de Henrietta Lacks y de cuando tomaron sus células. Así que, aún necesitamos ser tratados. Tenemos que ser parte de ensayos clínicos, lo que hacemos en National Medical Association, es proporcionarle la verdad a nuestra gente. Reconocemos el hecho de que hubo problemas en el pasado, pero también reconocemos el hecho de que debemos involucrarnos en estos ensayos clínicos y debemos tener cierto grado de confianza. Lo que hago es decir: “Oye, confía en mi.” No estoy pidiendo necesariamente que confíen en todo el sistema médico. Confía en mi, confía en nosotros. Nosotros entendemos.

– Recuerdo una historia que me contó mi abuela, y en ese entonces no entendía del todo lo que quería decir, pero la escuché. Su último hijo nació con discapacidad intelectual. Así que le pregunté: “¿Cómo pasa eso?” Y ella respondió: “Te contaré cómo pasó.” Mis abuelos eran aparceros y aún vivían en una plantación, en los 60s y principios de los 70s. Y ella me contó que: “Todos estaban en el campo, excepto ocho de nosotros, las ocho mujeres que estaban por dar a luz, todas estábamos embarazadas. Vinieron los abrigos blancos.” Y les llama abrigos blancos… Se refiere a los médicos como abrigos blancos. Dijo: “Cuando vinieron los abrigos blancos, nos dieron una vacuna para la viruela.” Y dijo: “Cuando todas dimos a luz, todas tuvimos hijos con problemas.” Cada una de ellas, esos ocho bebés terminaron con discapacidad intelectual. Y dijo: “Nunca lo habíamos visto en nuestra comunidad.”

– Cuando pienso en atrocidades médicas, y el matar el cuerpo de color en general, el nombre que viene a mi mente es Dr. Marion Sims.

– Perfeccionó sus técnicas quirúrgicas ginecológicas usando a mujeres de color esclavizadas. Y no hubo problema de consentimiento, las compraba de sus dueños, o se las rentaba. Las ponía en una especie de cabaña improvisada atrás de su casa en Montgomery, Alabama, donde, por supuesto, tenía completa privacidad, y procedió a realizar una serie de cirugías en ellas.

– En sus memorias, escribió que: “La agonía de Lucy fue extrema, estaba muy postrada y pensé que se iba a morir. Eso fue antes de los tiempos de anestesia y la pobre chica de rodillas, aguantó la operación con gran heroísmo y valentía.” ¿Por qué hoy es relevante esto? Porque nos matarán, nos mutilarán y dirán que luchamos con heroísmo y valentía.

– Es una abominación y una atrocidad que sea considerado el padre de la ginecología obstétrica y me complace que con ayuda de la National Medical Association en Nueva York, se derrumbó una estatua de W. Marion Sims.

– Hay evidencia médica que muestra que las mujeres de color es el grupo en el que menos cree la industria médica. Con mi tercer hijo, intentamos tener otro parto natural después de una cesárea. Pero sabía que había algo mal mientras daba a luz a mi hijo, y sentí algo y gritaba que sentía como si me estuviera desgarrando, y el doctor me dijo: “No, solo puja.” Y afortunadamente, mi madre estaba conmigo en la habitación y tuvo que ser ella quien casi físicamente agarró al doctor y dijo: “Si ella dice que hay algo mal, hay algo mal.” Porque rogaba por una cesárea, mientras que, en mi segundo parto, dije: “Bajo ninguna circunstancia voy a tener una cesárea.” Con mi tercer hijo, rogaba una cesárea. Bueno, cuando me abrieron, mi útero se estaba rompiendo. No me creyeron, si mi madre no hubiera estado ahí, cuanto se rompe tu útero, te mueres. Si no me hubieran creído, y mi mamá no hubiera estado ahí para defenderme, probablemente mi hijo no tendría mamá ahora.

– Millones de seres humanos, en docenas de países, serán aliviados, y se salvarán muchas miles de vidas.

– Cuando era niño, me pusieron tres vacunas. Hoy en día, los niños reciben 72 dosis de 16 vacunas. Y el gran cambio comenzó en 1989. Y la razón por la cuál empezó fue porque aprobamos la Ley de vacunación en 1986 y eso le dio inmunidad de responsabilidad a las compañías de vacunas y de pronto las vacunas se volvieron muy rentables. Se eliminaron los tribunales. De hecho, escribieron un estatuto diciendo que no puedes demandarlas, sin importar lo negligentes que sean, sin importar lo grave del daño, sin importar qué tan tóxicos sean los componentes, que si sufrías daño o tu hijo sufría daño, no podías obtener reparación en un tribunal.

– El experimento Tuskegee que se llevó a cabo de 1932 a 1972, el CDC nos prometió que un experimento como este no volvería a ocurrir, sin embargo, en 1989, salió un artículo de Los Angeles Times que reveló una verdad sorprendente, que el CDC admitió que experimentaron en 1500 niños latinos y de color en Los Ángeles, sin que los padres supieran que era una prueba experimental.

– El experimento de 1989 en el centro sur de Los Ángeles, lo que hicieron es que, sin el consentimiento de los padres, les dieron a sus hijos una vacuna contra el sarampión que era cuatro veces más potente que la que la FDA había aprobado aplicar, eventualmente, tuvieron que detener el experimento porque, de nuevo, hubo un informante, pero también, lo que estaba pasando es que, mientras hacían los mismo estudios al mismo tiempo en Haití y en otros países de gente con descendencia africana, se dieron cuenta que los niños estaban desarrollando toda clase de enfermedades auto inmunes extremas, así que tuvieron que detener el experimento.

– Se sabe que esta vacuna dañó a niños en Haití, en otros países africanos, aún así, lo prometido fue el fracaso.

– En agosto del 2014, el Dr. William Thompson un científico senior del Centro de Control y Prevención de Enfermedades, trabajó con un abogado denunciante para proporcionarle a mi despacho los documentos relacionados con el estudio de CDC del 2004 que examinaba la posibilidad de una relación entre las vacunas de paperas, sarampión y rubéola y el autismo. En un comunicado emitido en agosto del 2014, el Dr. Thompson declaró: “Lamento que mis coautores y yo omitimos información estadísticamente importante en nuestro artículo del 2004, publicado en el diario de pediatría. Todos los autores y yo nos reunimos y decidimos en algún momento entre agosto y septiembre del 2002, no reportar ningún efecto racial para el periódico. En algún momento después de la reunión, decidimos excluir reportar cualquier efecto racial, el coautor agendó una reunión para destruir los documentos relacionados con el estudio. Los cuatro coautores restantes se reunieron y trajeron un enorme bote de basura a la sala de juntas y revisaron todos los documentos impresos que pensamos que deberíamos desechar y los tiramos a la basura.”

– [William] Por Dios, no puedo creer lo que hicimos, pero lo hicimos. El CDC nunca a abordado el incidente del bote de basura.

– William Thompson era, y aún es, investigador en CDC. En el 2004, y esto fue después de que comenzaran los rumores sobre si las vacunas MMR causaban autismo. Entonces, el CDC decidió hacer un estudio definitivo. Lo que hicieron fue observar el tiempo de la MMR. Tomaron a varios niños del área de Atlanta, que es donde están ubicados, y tomaron el tiempo de cuando los niños fueron vacunados para determinar si había relación entre eso y la MMR y literalmente, tiraban información. Cambiaron el diseño del estudio, tiraban información, para que no hubiera relación. Cuando retomas esa información, y no supimos de esto hasta que William Thompson confesara, se volviera un denunciante y dijera que había pasado. Los niños de color en particular, tienen 3,36, 3,4 más probabilidades de desarrollar autismo si reciben una vacuna MMR antes de los 3 años de edad, contra después de los 3 años de edad. Nuevamente, rutinariamente aplicamos MMR entre los 12 y 15 meses, así que fue muy importante.

– [William] Esto es lo que le dije. Le dije que el CDC retrasó la investigación 10 años, ¿sí? Porque el CDC no ha sido transparente, perdimos 10 años de investigación porque el CDC está muy paralizado con todo lo relacionado al autismo ahora.

– [Hombre] Claro.

– [William] No están haciendo lo que deberían.

– [Hombre] Claro.

– [William] Tienen miedo de buscar cosas que puedan estar relacionadas. Aún hay mucha vergüenza en ello. El Dr. Thompson nuca ha retractado su declaración.

– Para intentar no vacunar a mi hijo con la vacuna MMR, tuvimos que… primero comenzó con la escuela, debido a SB 277, las reglas cambiaron y en ese momento, básicamente nos dijeron que sin una excepción médica, se nos pedirá que cumplamos totalmente con la normativa. Cuando estaba realizando mi investigación, en ese momento, la vacuna MMR se consideraba una preocupación. Agendé una cita con el pediatra de mi hijo y básicamente le explicamos, llevamos documentación que explicaba lo que constituye una excepción médica. Y una de las claves fue que era inmunocomprometido así como el historial familiar. Y también mencionamos algo que no había mencionado antes, la ley de daños por vacunas, y el hecho de que no había responsabilidad en relación a eso. Se volvió mas en un: “Mira, tu trabajas para nosotros y no tienes responsabilidad, si dañas a nuestro hijo, te presentamos la información que necesitas para darnos lo que te pedimos. Y lo que tú nos dices es que no te importa.” Eso es muy preocupante.

– Quiere chips. Bien, vamos a alistarlos. Samaj nació sano, era mi cuarto hijo, no noté nada diferente o extraño de su nacimiento. Recibió su primera vacuna en un consultorio médico, un mes después recibió otra vacuna, fue con la vacuna después de la vacuna del mes que las cosas cambiaron. Recibió cinco vacunas en un día, no fue sino hasta que sus mejillas enrojecieron, y rojo rosado, era como si, la única manera como puedo explicarlo, se quemaran desde adentro. Llamé al doctor inmediatamente. Le dije que creía que mi hijo estaba teniendo una reacción alérgica a la vacuna. Y el doctor me dijo que no era algo de qué preocuparse. Que no era algo que pasaría porque esa era la última vez que recibiría esa vacuna. No fue sino hasta el siguiente día, se veía… Como una mirada vacía en su rostro, estaba mirando a la nada. Lo que hice fue aplaudir frente a él y no se inmutó, no respondió no tuvo ese reflejo natural, nada. Incluso hasta grité muy fuerte: “¡Bu! ¡Ra!” No hubo reacción, no hubo respuesta. Y fue entonces cuándo supe que algo había cambiado en mi hijo.

– [Samaj] ¡Mamá!

– ¿Estás listo para que inicie sesión?

– Mm hm.

– Fantástico. Hoy tengo que ir al dentista para arreglar algunas cosas.

– [Samaj] Mm hm.

– I luego regresaré a casa, ¿está bien? Mari está aquí.

– [Samaj] Está bien.

– Bien, si necesitas algo, le dices, si necesitas ayuda, le dices, ¿está bien?

– Está bien.

– Seguro. ¿Tienes tu teléfono?

– Sí.

– Un día estaba tan frustrada porque porque pensaba, siendo egoísta probablemente, no hay forma de que pueda tener un hijo que no puede hacerlo pos sí mismo. Fue el día que mi hijo mayor lo estaba molestando repitiendo su nombre constantemente, una y otra vez, agravando verdaderamente a Samaj. Y Samaj comenzó a mecerse y golpear su cabeza contra el suelo haciendo ese zumbido y me frustré mucho. Lo recogí por el cuello de su playera con ambas manos y lo levanté a mi altura y le dije: “Dios te dio palabras, úsalas.” Y lo primero que dijo en su vida fue: “Lastimas mi corazón.” Y toda la casa rompió en llanto, el primer enunciado que dijo en su vida fue: “Lastimas mi corazón.”

– La más destacado y, hasta cierto punto, inesperada diferencia que encontramos es que los afroamericanos tienen repuestas de anticuerpo mucho más altas a esta vacuna viral, rubéola, que la que hemos visto en cualquier otra población.

– Hubo un estudio realizado por el Dr. Gregory Poland con Mayo Clinic, y afortunadamente pudo discutir sobre su trabajo. Estaba investigando la vacuna de rubéola y lo que encontró fue que la respuesta de anticuerpos era muy robusta en los niños afroamericanos. Lo que el creía que eso muestra es que probablemente necesitamos media dosis de la que se les da a los niños afroamericanos para tener una vacuna de rubéola efectiva.

– Si tienes ese proceso que puede ser ocasionado por vacunas, ¿por qué no habría un vínculo entre las vacunas y los retrasos en el desarrollo? Por qué no habría un vínculo entre las vacunas y problemas del sistema inmune como asma, eccema, alergias, infecciones del oído recurrentes, todo es la agresividad excesiva del sistema inmune. ¿Deberíamos tomar un grupo de personas que ya tienen un excelente sistema inmune para sobre estimularlos? ¿Qué crees que pasaría? Y, desafortunadamente, es más probable que la comunidad afroamericana tenga ese tipo de respuesta.

– Hay sospechas sobre la vacuna MMR, tanto en la comunidad negra y en la comunidad mayoritaria, las vacunas son seguras y efectivas. Las aplico, no se las aplicaría a mis pacientes si no creyera en ellas, deben entender que hay mucha desinformación que se le proporciona a la comunidad que no le ayuda a la comunidad.

– La información del CDC mostraba que los niños de color que recibieron la MMR a tiempo, tenían 336% de posibilidades de ser diagnosticados con autismo que los niños que esperaron Este efecto no se vio en los niños blancos. Ninguna vacuna se ajusta a todos. No todos somos genéticamente iguales. Minneapolis, Minnesota. Cedar- Riverside. Apodada: “La pequeña Modasishu.”

– Yo me pondré la vacuna del COVID. Sí, porque era segura para todos, entonces debería hacerlo.

– Yo no me pondré la vacuna del COVID a menos que la hagan cumplir, el gobierno, los 50 estados.

– Si es segura y los doctores la recomiendan, si el departamento de salud dice que es segura, definitivamente me la pondré. Pero si es algo 50, 50 que no sabemos como será el resultado, entonces no. Estudio vincula al autismo y los somalíes en Minneapolis.

– Mi nombre es Resho Ahmed, mi hija Salma tiene 14, Calsho tiene 13 y Hazma tiene 12, Adrahman tiene 11, Aneesha tiene 6 y Anab Muhat tiene 3.

– Hubo un brote de sarampión hace más o menos dos años, creo, y había muchos niños somalíes en las guarderías. El brote de sarampión sucedió dentro de las guarderías. Así que obligaron a las personas a vacunarse, de otro modo no los aceptarían en la guardería, no irían a la escuela.

– Se está esparciendo un brote de sarampión en las ciudades gemelas el departamento de salud anunció cinco casos nuevos. Eso significa que al menos ocho niños de cuatro años o menos se enfermaron en el condado de Hennepin seis de ellos tuvieron que quedarse en el hospital. Ninguno de los niños fueron vacunados contra el sarampión. La mayoría son somalíes de Minnesota. El departamento de salud afirma que la comunidad ha sido mal informada sobre los riesgos de la vacuna, y está trabajando en alertar a las familias sobre el brote.

– De corazón creo que el autismo viene de las MMR o cualquier vacuna, no las MMR. Incluso mi hijo, cunado tenía un año, era un niño normal de alto funcionamiento. Cuando recibió la vacuna de los 15 meses, fue cuando dejó de hablar. Comenzó a sacudir sus manos y no se movía. Ni siquiera hacía contacto visual, nada. Hay un gran número de autistas en la comunidad somalí, casi en cada familia, una que otra familia tiene uno o dos hijos, y no hay nada parecido en nuestro país.

– [Reportera 3] Para la comunidad somalí de Minneapolis, el autismo es un concepto extranjero.

– En nuestro idioma no tenemos una palabra para autismo. Así que esto es algo muy difícil de entender para esta comunidad.

– Oh por Dios, son muchos desafíos. Le gusta correr, se sale de la casa, así que, a menudo, mi corazón… Cada vez que salgo de casa, incluso si voy a comprar comida, me pregunto si mi hijo está en casa a salvo. Tengo que llamar a casa cada cinco minutos, que Adrahaman esté en la casa, tenemos cerraduras en afuera de las puertas. Así que el no sale de casa.

– Ikram Mohamed es una somalí estadounidense, madre de cinco hijos, cuatro recibieron la vacuna MMR, pero esperó hasta que fueran más grandes. Mohamed no planea vacunar a su hijo de cinco años hasta que comience la escuela en otoño.

– Se tiene que tomar una decisión importante, ¿vas a elegir tomar el riego de vacunarlo y que adquiera esa enfermedad crónica de largo plazo, o vas a tomar el riesgo de hacer todo lo que puedas para evitar que tu hijo se contagie de sarampión? Es una decisión muy difícil.

– Me siento culpable. Siento que debí haber investigado más sobre las vacunas antes de aplicársela. Cuando escucho a alguien decir que mi hijo tiene autismo, debería preguntar qué pasó, cómo pasó. Escuché de mis primos o mi tía que lo dicen, pero yo nunca, solo pensé que algo le había pasado, pero nunca hice muchas preguntas.

– Hemos tenido problemas con, si se quiere, comunidades minoritarias a las que les dicen qué hacer cuando surge algún problema de salud pública. Si tomamos el sarampión, por ejemplo, para muchos estadounidenses el sarampión es algo del pasado. Ya hablamos de ello. Nos hemos vacunado durante años y años. Pero si traes a una comunidad a este país, y no han tenido la oportunidad de obtener el mismo nivel de entendimiento, y de pronto tenemos un problema, un problema de salud pública, creo que a menudo lo que pasa es que se siente como si su tradición, su cultura, su manera de asimilar la información, está siendo atacada. Siento que la comunidad somalí sintió: “Esperen, no nos digan qué hacer, enséñenos por qué quieren que obtengamos una perspectiva diferente.”

– Y esa es una de las cosas únicas de un acercamiento más integrado a tratamientos y medicina, es que puedes considerar algunos de esos factores. No es solo decir: bueno, esta medicina es para una situación particular. Tomamos en cuenta el cuerpo. Por ejemplo, la vitamina D, mucha gente está muy consciente de que a menudo hay deficiencia de vitamina D en las personas de color porque una de las razones es que la melanina bloquea la absorción.

– Si tienes deficiencia de vitamina D, eso afecta tu susceptibilidad a una infección. No me importa recomendarla, yo mismo lo hago, tomar suplementos de vitamina D.

– Mi pregunta es, ¿por qué no se ha discutido esto o por que el CDC o la Organización Mundial de la Salud toma esto como una posible solución para investigar más? Y creo que esas son algunas de las preguntas que deberíamos estar haciendo cuando hay vitaminas disponibles que podemos tomar para darle apoyo al cuerpo. ¿Por qué no se ha hablado más de ello?

– Si puedo ser proactivo, ¿no deberíamos hacer este estudio en África, donde no hay cubrebocas, no hay tratamientos ni reanimación? Lo poco que se hace en estudios sobre el SIDA en los que usan prostitutas para probar algunas cosas, porque saben que están altamente expuestos y no se protegen. ¿Qué opinan? Tienes razón. Estamos pensando en un estudio paralelo en África para usar este mismo planteamiento con placebos BCG.

– Recientemente, hace unos meses, cuando las pláticas sobre el COVID apenas comenzaban, lo discutían en televisión, y uno de los doctores dijo rotundamente que opina que la vacuna debe ser probada en África, ya que es más fácil y la gente es más pobre, simplemente sería más fácil para ellos, sería más barato. Es un comentario que muestra el racismo en la industria farmacéutica, es algo real que afecta como la gente percibe a los demás y cómo se sienten superiores a los demás y que pueden experimentar con otro seres humanos para obtener mejores medicamentos para ellos mismos.

– Si bien, la polio ya no existe en África, pero seguimos teniendo epidemias de polio, y estas epidemias están ocurriendo en más de 16 países africanos, incluyendo el Congo, Somalia y Kenia, y la Organización Mundial de la Salud admitió que todas vienen de las vacunas de polio de Gates.

– [Intérprete] Mi nombre es Elijah Matthew, el 22 de abril del 2015 salí para trabajara por la mañana, después de dejar a mi hija en la escuela. Más o menos a las 11:00 a.m., recibí una llamada de su maestro informándome que mi hija estaba enferma, le pedí a mi esposa que fuera a recogerla, y la llevó al dispensario Kicheseli, ahí le diagnosticaron malaria. Le colocaron una inyección para la malaria. Cinco minutos después de la inyección, se le adormeció la pierna y se quejaba de dolor. La enfermera no tenía respuesta y solo le aconsejó a la madre masajear el área y llevársela a la casa para observarla por la noche. Cuando llegué a casa del trabajo, encontré a la niña acostada en el sofá sufriendo por un dolor constante. Al tercer día, fuimos al hospital Kuchole, pero en vez de que la mandaran a fisioterapia, el doctor decidió tomar una muestra de sangre, para enviarla al Instituto de Medicina de Kenya para una prueba de polio. Entonces lo notificamos al departamento de salud pública en Magoro. En algún momento decidimos pedir asistencia legal y hablamos con un abogado. Los doctores le permitieron presentar un caso, el juez dictó sentencia, el tribunal ordenó al gobierno del condado pagar la cantidad de 42 millones de chelines kenianos.

– Si miras el rol de los productos farmacéuticos ahora, es el mismo rol en los tiempos de la esclavitud. Durante el comercio trasatlántico de esclavos, hacían tanto dinero del comercio de esclavos, que decidieron: “Vamos a darle algo de dinero a las iglesias, a los misioneros, para que puedan entrar a África y nos hagan fácil el seguir explotando a África.” Porque, en ese tiempo en que los misioneros venían a África, el comercio de esclavos estaba en decadencia.

– A lo largo de la historia hubo muchas situaciones, como en Namibia, mucho antes en la historia, durante los tiempos del comercio de esclavos, había doctores alemanes que realizaban experimentos en mujeres para causar esterilización para prevenir los casamientos de raza mixta. Y también tenemos lugares como Zimbabwe, donde probaban la zidovudina y ya sabían que la medicina funcionaba, solo querían averiguar si funcionaba en un periodo corto de tiempo. Tenemos ejemplos como las pruebas que hacían en Nigeria en pacientes con meningitis, y esos son ejemplos para mostrar exactamente lo que está pasando en África, en cuanto a las pruebas de vacunas.

– [Ministro Tony] En el 2014, la Organización Mundial de la Salud le dio a 1 millón de mujeres en edad fértil, una vacuna contra el tétanos que contenía un ingrediente secreto usado para causar infertilidad en las mujeres. En vez de investigar este crimen, los oficiales de salud castigaron a quienes lo reportaron.

– En 1995, la OMS y UNICEF vinieron a este país y querían aplicar esa vacuna, el toxoide tetánico, en una campaña masiva. Los kenianos católicos le aconsejaron a los obispos que debían asegurarse de que la Organización Mundial de la Salud que ha estado impulsando programas neocoloniales, imperialistas y racistas en África, especialmente en este país, no usaría a nuestra gente como conejillos de indias, eso fue en 1995.

– La vacuna del tétanos de la que hablas, hemos estado aplicando vacuna contra el tétanos en este país desde la independencia. Miles, millones de personas han recibido esta vacuna contra el tétanos.

– En realidad realizamos dos sets de pruebas en el laboratorio del Hospital Nacional Keniano en diciembre del 2015, el primer lote lo obtuvimos de la oficina de uno de los doctores católicos, y las otras recogimos del almacén de uno de los oficiales. Lo que pasó es que encontramos que algunas de las vacunas estaban contaminadas con beta HCG. Beta HCG es una hormona anti fertilidad, ocasiona que la mujer aborte el feto. Definitivamente hubo mucha reacción, vimos muchas órdenes de interferencia, se cancelaron contratos que teníamos, hasta la fecha, nunca se pagaron. Hemos escrito cartas al ministerio de salud, no nos responden. Creo que lo que puedes decir es que alguien definitivamente tiene algo que esconder.

– ¿Son seguras estas vacunas?

– Bueno, la FDA, al no ser presionada, lo verá con atención. La FDA es el estándar de oro de los reguladores y su guía actual al respecto. Si se apegan a eso, es muy apropiado y, sí, creo…

– Tu conoces la información mejor que yo. Pero Bill, los datos muestran que todos con dosis alta tuvieron efectos secundarios. Sí, pero algunos no son dramáticas, no es, ya sabes, muy doloroso, pero sí, tenemos que asegurarnos de que no haya efectos secundarios graves, la FDA…

– En realidad no puedo ver la cara de Bill Gates y decirte por qué hace lo que hace, peor puedo decirte que hay un patrón, la OMS tiene un presupuesto de $5,7 mil millones y Gates, al invertir mil millones de dólares al año, esencialmente gana control sobre todo ese presupuesto. Y para él, es una muy buena inversión, especialmente porque genera clientes e ingresos. Las compañías en las que él a invertido personalmente, y en las que su fundación a invertido, debido a su control sobre la OMS, puede obligar al cumplimiento de sus políticas de vacunas entre una gran masa de población africana, porque la OMS subsidia, y en algunos casos financia casi totalmente, los ministerios de salud de esos países, y los programas de SIDA de esos países.

– Sabemos que el mercurio causa daño cerebral grave y pérdida permanente del coeficiente intelectual. En 1990, los Estados Unidos y Europa dejaron de usar mercurio en las vacunas infantiles. Aún así, la OMS aún proporciona muchas vacunas con mercurio a muchos niños africanos. Las vacunas de difteria, tétanos y tos ferina se prohibieron en Europa y en Estados Unidos en 1980, porque estaba matando o causando daño cerebral a uno de cada 300 niños. Entonces, ¿por qué la Organización Mundial de la Salud continúa aplicándolas a 161 millones de niños africanos al año? El gobierno danés realizó un estudio en el 2017 y encontró que las niñas que recibieron la vacuna DTP, son 10 veces más propensas a morir que las niñas que no se vacunaron, pero siguen aplicándola. El científico líder, su nombre es Dr. Peter Aaby, probablemente es uno de los investigadores de vacunas africanas más notable del mundo, le ha estado rogando a la Organización Mundial de la Salud que se detengan, pero aún así continúan.

– Creo que es importante reconocer que ninguna vacuna rutinaria se probó ni tuvo efecto sobre la mortalidad en ensayos aleatorios antes de su introducción. Supongo que la mayoría de ustedes piensa que sabemos lo que nuestras vacunas están haciendo, no lo sabemos. Esa vacuna en realidad está matando niños. No es solo un efecto diferencial, está matando niños, no es porque salva niños, la vacuna está matando niños y es la vacuna que estamos usando para monitorear el desempeño.

– [Ministro] Se reportó que la Fundación Bill y Melinda ha dado millones de dólares a 10 colegios y universidades históricamente negros. Lo hacen para sus instalaciones de pruebas de COVID. ¿Se detendrá con las pruebas COVID, o va a pasar a la vacunación para los estudiantes universitarios de color de HBCU?

– Sin miedo a la contradicción, puedo decirles a todos que la vacunación que se está llevando a cabo en África, no tiene nada que ver con ninguna enfermedad. No la necesitamos.

– Las vacunas se prueban en todo el mundo. Ningún filántropo o compañía farmacéutica responsable y respetable querría probar sus vacunas solo en África, porque solo mostraría que esa vacuna funciona o no funciona en África.

– África se ha protegido con nuestras interacciones con el medio ambiente, y somos bastante inmunes a algunas de esas cosas. Y lo digo como doctor, el COVID no pertenece a África. Por lo tanto, ninguna vacuna debe ser probada en África.

– Intentemos estas hojas. Eres muy bueno para esto. Dame otra. Pongamos una línea ahí. Así es como se ve el daño por vacuna. Mi hijo aún dice, a los 25 años de edad, cinco días a la semana de terapia ocupacional, habla, terapia física, que esto aún le es muy difícil. Al hablar de autismo, dale su nombre verdadero, daño cerebral, daño neurológico, autismo es el gran ecualizador. Temple y Lucinda iban a tener una visita de niño sano, vivíamos en una base militar en Maryland. Mi esposo es guardacostas de 26 años, oficial retirado. Y cuando los recibimos, en realidad no quería traerlos porque a los 5 meses noté algo diferente en él. Tenía una fiebre de la que no podía deshacerse. Así que seguía llevándolo y trayéndolo de emergencias y seguían diciendo: “No, va a estar bien, solo continúe dándole Tylenol. Solo es una reacción porque la vacuna está haciendo lo que tiene que hacer.” No fue sino hasta que cumplió 12 meses, y la enfermera no dejaba de llamar diciendo que debía asistir a la visita médica. Llegué y la enfermera había alineado todas las vacunas, tres sets de vacunas, Hib, MMR y DTP. Temple fue al primero que puse sobre la mesa, en ese momento, Lucinda, que estaba en al frente de la carriola triple, se dio la vuelta. Me preocupaba que fuera a lastimarse. Podría golpearse un costado de la cabeza. Y mientras la recogía y la calmaba y la regresaba a la carriola, cuando miré, la otra MMR había desaparecido. La razón por la cuál Temple recibió una vacuna MMR extra es porque la enfermera alineó las vacunas para cada niño antes de aplicárselas y equivocadamente tomó la MMR extra y se la aplicó a Temple. Cuando me di cuenta de eso, le pregunté que qué había pasado con la otra vacuna. Ella dijo: “¿Qué otra vacuna?” Y dije: “La que tienes para su gemelo, solo tienes dos, no tres.” Se la había aplicado a Temple, estaba en la basura, la aguja y eso. Y le dije que le avisara al doctor que viniera de inmediato. Cuando llegaron, el doctor y otra enfermera practicante, ella dijo: “Oh por Dios, llamaré a Mark para ver qué hacer pero puede obtener otra vacuna para su hija.” Yo dije: “No se va a poner ninguna vacuna, terminamos.” Dejé la clínica y esa noche lo perdí. Temple perdió contacto visual, su cuerpo volvió flácido, comenzó a golpearse la cabeza, a gatear hacia atrás, y ya había aprendido a caminar.

– Ser la hermana que no sufrió daño por la vacuna y que tu hermano gemelo sea quien esencialmente sacrificó su vida, es difícil para mí. Tienes la culpa del sobreviviente toda tu vida. Cuando me llevaron a la universidad, iba toda la familia. Éramos yo, mi hermano, mi hermana mayor, mi papá y mi mamá, y recuerdo que estábamos empacando un montón de cosas y él llevaba todos los muebles, cargaba lo pesado, aunque él no puede cargar tanto. Y después de que acomodamos todos, estaba parado junto al coche y yo estaba parada junto al coche, y solo se inclinó para abrazarme. Y me dijo: “Te voy a extrañar, Cindy.” Yo le dije: “Regresaré, también te voy a extrañar.” Y casi estaba a punto de llorar. Mi mamá me llamó y me dijo que lloró en el camino y yo también quería llorar porque la mayor parte éramos solo nosotros dos, desde el vientre hasta aquí. No fue sino hasta que regresé al dormitorio y estaba sola, que comencé a llorar.

– Cuando dices que una persona es forzada a hacer algo, en Estados Unidos no estás obligado a hacer nada. Tomas una decisión. La línea está marcada. Tienes que elegir de qué lado de la línea vas a estar. ¿Jugar a la ruleta rusa con la salud del resto de tus hijo vale esa inyección en la oscuridad? Si miran la incidencia de estas enfermedades para las que desarrollan vacunas, regresando a principios de loe 30s, la incidencia de estas enfermedades disminuía establemente en algunos casos, hasta un 90%, antes de que las respectivas vacunas salieran al mercado. La vacuna dice: “Introducida en este periodo” el hecho de que continuara disminuyendo, el sistema médico quiere darle crédito a la vacuna, pero cualquiera puede investigar y ver que todas estas vacunas estaban disminuyendo con estabilidad, es un mito. Y ¿por qué disminuían? Por dos simples razones: mejoras en la sanidad y mejoras en la nutrición.

– ¡Nueva Jersey! Están pasando muchas cosas en ese edificio, pero hoy quería salir porque se del gran trabajo y sé de todos los esfuerzos que todos han estado haciendo en los últimos meses. Ustedes me dan los medios para continuar la lucha en esa habitación, en esos pasillos, aún cuando lo cuestionan. Aún cuando cuestionan todo lo que está sucediendo con CDC, todo lo que está pasando con las pruebas, todo lo que ha salido mal. El momento en que lo cuestionan, somos anti vacunas, hay muchos anti vacunas en el país. Lo que les digo es que, cuando hay un riesgo, debe haber una decisión.

– ¡Nuestro cuerpo, nuestra decisión!

– [Multitud] ¡Nuestro cuerpo, nuestra decisión!

– ¡Nuestro cuerpo, nuestra decisión!

– Digo que, si esta es una vacuna segura, me la pondré. Pero si existe una preocupación por la vacuna, debe haber un punto medio para que puedas ejercer tu derecho a decidir. Yo estoy a favor de decidir. Pero si hay una persona que quizás tuvo una situación desafortunada y se enfrentó a algo en el pasado, creo que deberían poder ejercer su derecho a decidir. Y esas personas que quieren ejercer su derecho a decidir como exención religiosa, tienen el derecho de elegir usarlo. Si alguien puede usar su exención médica, deberían tener el derecho a decidir. Es una conversación que no debería involucrar la extralimitación del gobierno respecto a lo que decides hacer con tu cuerpo. Y creo que si vamos a entrar en esa área, creo que el gobierno no tiene cabida ahí. Creo que el gobierno no tiene cabida en exigir nada que, en última instancia, tú tienes que tomar una decisión informada sobre como cuidarte. Pero hoy quiero enviar un mensaje porque es muy importante, en este momento, la comunidad de color en Estados Unidos está siento atacada. Lo mismo que pasó en los 30s durante el movimiento de eugenesia, cuando Margaret Sanger abortó a nuestros bebés está sucediendo en este país en este momento. Y está presente en las comunidades de color, está presente en las comunidades latinas, está presente en las comunidades blancas, pero en las comunidades de color, algo muy siniestro está pasando en este país.

– Es cuanto a las vacunas, no se si la gente esté consciente de ello debido a las leyes obligatorias, van a impactar tu vida. La vida de una madre soltera que esté en asistencia pública. Si no recibes la vacuna, bueno, ¿adivina qué? No vas a recibir asistencia. Si no recibes la vacuna, no podrás ir a la escuela. Si no recibes la vacuna, no podrás trabajar. Si no recibes la vacuna, no podrás viajar. Ahí está la mercantilización, ahí está el control, así es como las grandes farmacéuticas van a hacer lo que nos están haciendo ahora.

– Me han preguntado: “Dra. Ross, tengo sección ocho, tengo WIC, el sistema escolar va a echar a mi hijo de la escuela, si no recibe estas vacunas. Quieren que le ponga seis o siete hoy. ¿Qué sugiere, Dra. Ross? Y siempre digo lo mismo: “No puedo decirte qué hacer, pero sé lo que haría si fuera mi hijo.” Y lo dejo así, como médico, no puedo decirle a mis pacientes que no se vacunen, va en contra de la ley.

– En nuestras comunidades afroamericanas, hay muchas personas que cuestionan la seguridad de las vacunas pero siguen recibiéndolas porque sienten que que no tienen opción. ¿Cuál es la solución? En mi opinión, es educación básica, es mediante cosas así, es hablando sobre las cosas que vemos y lograr esa narrativa porque, desafortunadamente, cuando vemos algo sobre esto en las redes sociales, se elimina, se verifica, se desacredita. Y los padres, de diré personalmente, estaba en el capitolio del estado de California en el 2019 y había una fila que le daba la vuelta al Capitolio dos veces, cuatro horas de oposición de familias que se oponían a la nueva ley que acababan de aprobar en el estado de California, porque ellos mismos o algún miembro familiar, algunos eran enfermeros y médicos que habían visto daños y se dieron cuenta de que no se hablaba de ello. Salieron a testificar. Durante cuatro horas de oposición, y aún así, su voz nunca fue escuchada.

– Si hay personas que vienen a testificar, que solo pueden hablar español, traducimos para ellos. Lo lamento, como ven hay una larga fila, y está sucediendo muchas cosas, así que su testimonio debe ser de dos minutos. Pueden hacerlo en inglés o en español.

– Soy madre de dos hijos médicamente frágiles…

– [Lorena] No, eso es todo.

– Esto afectará a mis hijos.

– [Lorena] Bien, vamos a declarar tu posición.

– Esta pastilla no arreglará eso.

– [Lorena] Bien, gracias.

– [Dr. Charles] Ese tipo de cosas demuestra que tenemos que educar y empoderar a la gente para que tengan más voz.

– Te han engañado para pensar que las vacunas son el santo grial de la salud. Pregúntale a cualquiera de nosotros, que durante toda nuestra infancia tuvimos infecciones y virus, y te diremos que, una semana de sarampión estaba bien terminar la semana con caldo de pollo y vitamina A, no vale toda una vida de discapacidad.

– Diré lo mismo que le digo a todos, hazte responsable te tu propia salud. No me hagan caso a mi. No le hagan caso a Tony Fauci. Y no le hagan caso su doctor, hagan preguntas, asegúrense de que leyó los datos de la vacuna. Y que está familiarizado con los componentes y te explique por qué cada componente pertenece a esa vacuna y cómo impactará a tu hijo el que tenga la vacuna tenga aluminio, que tenga tejido de feto animal y humano. ¿Cómo impactará a tu hijo? ¿Acaso el doctor ha pensado en eso? Pídele que lea la lista de efectos secundarios, y pregúntale cuál es el riesgo para tus hijos que presenten efectos secundarios. Y si ha visto dichos efectos secundarios en sus otros pacientes. Háganse responsables de su propia salud, eso es lo que todos tenemos que hacer. Es la única manera de proteger a tu hijo. Y si eres mamá, presta atención a lo que tu hijo come, asegúrate de que no estén ingiriendo químicos con su comida. Mira el tipo de carriola que tienen, asegúrate de que sea segura y protégelos de contaminación química. Tienes que hacer eso al ir al consultorio médico, la responsabilidad no termina cuando atraviesas la puerta del consultorio. Decide tú mismo. Te invitamos a revisar la investigación sobre vacunas y otra evidencia en MedicalRacism.org ♪ Tenemos que hacer algo, sí ♪ ♪ Para salvar a los niños ♪ ♪ Pronto tendrán la oportunidad para ♪ ♪ Tratar de salvar el mundo ♪ ♪ Ahora parecen jugar ♪ ♪ Una pequeña parte ♪ ♪ Las cosas que pronto harán ♪ ♪ Estarán en el corazón ♪ ♪ Mi pequeño Tommy ♪ ♪ Dice que quiere ser bombero ♪ ♪ Y la pequeña Mary ♪ ♪ Dijo ♪ ♪ Que tiene que ser maestra ♪ ♪ Si todos sabemos lo que decimos que sabemos ♪ ♪ Sobre los problemas, oh, oh, oh ♪ ♪ Por qué no podemos hacer algo ♪ ♪ Para tratar de resolverlos ♪ ♪ Tenemos que hacer algo, sí ♪ ♪ Para salvar a los niños ♪ ♪ Pronto será su turno para ♪ ♪ Tratar de salvar al mundo ♪ ♪ Para salvar a los niños ♪

Sign up for free news and updates from Robert F. Kennedy, Jr. and the Children’s Health Defense. CHD is implementing many strategies, including legal, in an effort to defend the health of our children and obtain justice for those already injured. Your support is essential to CHD’s successful mission.

Close

This article is also available in other languages.