El periodista de investigación James O’Keefe, del “Project Veritas”, el lunes publicó un video revelador de dos empleados de Facebook que denuncian el esfuerzo del gigante tecnológico por censurar en secreto -a escala mundial- las preguntas y preocupaciones sobre la vacuna COVID.

Los denunciantes de Facebook alegaron que la empresa está impulsando una iniciativa para censurar las dudas sobre las vacunas en su plataforma.

Según los nuevos documentos filtrados, el gigante de las redes sociales utiliza algoritmos para atacar a los usuarios que difunden mensajes que van en contra de la ideología política de la empresa y la narrativa de las vacunas, incluso si los comentarios son objetivamente correctos.

Una nota interna obtenida por “Project Veritas” explicaba el uso de “Relegar los comentarios sobre las vacunas”. O’Keefe contó a Sean Hannity el lunes que Facebook inició una prueba “beta” del algoritmo que clasifica a algunos usuarios en dos niveles incrementales de lo que denominan “vacilación frente a la vacuna” o una “puntuación VH (siglas en inglés de “vaccine hesitancy”, vacilación frente a la vacuna)” y lo hace sin que el usuario lo sepa.

El objetivo declarado de la nueva función es “reducir drásticamente la exposición de los usuarios” a los comentarios de “VH”, informó el equipo de O’Keefe, y disminuir “otras relaciones con comentarios de VH, incluyendo crear, likes, informes respuestas”. [and]

“Basándonos en esa puntuación de VH, relegaremos o dejaremos el comentario solo dependiendo del contenido dentro del comentario”, dijo un denunciante anónimo.

El informante, que es descrito por O’Keefe como un “técnico del centro de datos” de Facebook, reveló que el gigante tecnológico estaba ejecutando la “prueba” en el 1,5% de sus 3.800 millones de usuarios centrándose en las secciones de comentarios en “páginas de salud autorizadas.”

“Están tratando de controlar este contenido antes de que llegue a tu página, antes de que lo veas”, dijo la persona con información privilegiada a O’Keefe.

Otro documento filtrado aborda el “Marco de Vacunación Fronteriza”, que clasifica los contenidos con otro “objetivo” expreso de “identificar y jerarquizar las categorías de contenidos que, aunque no violan las normas, podrían desalentar la vacunación en determinados contextos, contribuyendo así a la indecisión o al rechazo de la vacuna”. El marco establece: “Los hemos clasificado por niveles según el daño potencial y la cantidad de contexto que se requiere para evaluar el daño”.

Las clasificaciones se dividen en dos niveles: “Alarmismo y crítica” y “Disuasión indirecta de la vacunación”, que incluye la celebración del rechazo a las vacunas y las “historias impactantes” que pueden disuadir a otras personas de vacunarse aunque los acontecimientos o los hechos sean potencialmente o realmente ciertos.

El algoritmo señala los términos clave en los comentarios para determinar si puede permanecer o no en su lugar, pero permite que los “calificadores” humanos tomen una decisión si el algoritmo no puede hacerlo por sí mismo.

“Lo notable de estos documentos privados que Facebook no ha querido que veas hasta esta noche es que [una violación] de ‘Nivel 2’ dice que, incluso si los hechos son ciertos, serás señalado y relegado – tus comentarios serán señalados y relegados”, dijo O’Keefe.[violation]

El primer denunciante le dijo a O’Keefe que Facebook, liderado por el CEO Mark Zuckerberg, quiere “construir una comunidad en la que todo el mundo obedezca, no en la que la gente pueda tener un discurso y un diálogo abierto sobre las decisiones más personales y privadas e íntimas.”

“La narrativa [es] vacúnese, la vacuna es buena para usted, todo el mundo debería vacunarse.[is] Si no lo hace, será señalado como un enemigo de la sociedad”.

En respuesta a los documentos filtrados, Facebook dijo a “Project Veritas”: “Anunciamos proactivamente esta política en nuestro blog de la compañía y también actualizamos nuestro centro de ayuda con esta información.”

O’Keefe, sin embargo, dijo que el cambio de política ha sido realizado en gran medida en secreto mientras Facebook se sigue presentando como una plaza pública con libertad de expresión.

Facebook colabora con los CDC para censurar los informes de lesiones por vacunas de su propio sistema VAERS

Personas de Facebook y documentos internos filtrados alegan que la empresa se coordina con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (“Centers for Disease Control and Prevention”, CDC por sus siglas en inglés) para censurar el contenido de las vacunas, incluidos los informes enviados al Sistema de Notificación de Efectos Adversos de las Vacunas (“Vaccine Adverse Events Reporting System”, VAERS por sus siglas en inglés) de los CDC.

“El VAERS es un sistema de notificación de efectos adversos de las vacunas. Parece que [Facebook] está midiendo los comentarios en los que se menciona, ya sabes, que el paciente murió”, dijo el denunciante de Facebook.[Facebook] “Realmente ellos [los CDC] apoyan todo esto porque, ya sabes, ellos mismos publican las normas, los CDC.[the CDC] Y esa es realmente una de, una de las principales cosas en las que Facebook está basando su política”.

Según el Marco de Vacunación en el Límite de Facebook, el contenido que apunta a los datos del VAERS se censura porque sugiere “un riesgo extremo sin proporcionar contexto.”

La persona con información privilegiada dijo que Facebook dice abiertamente el hecho de que están coordinados con los CDC.

En última instancia, cualquier hecho que no se ajuste a una narrativa particular se omite, se relega, se desprestigia, se prohíbe o se considera peligroso para la sociedad, dijo O’Keefe.

“Children’s Health Defense” demanda a Facebook por la censura

En agosto de 2020, “Children’s Health Defense” (CHD) presentó una demanda en la que acusaba a Facebook, a Mark Zuckerberg y a varias organizaciones de comprobación de datos por censurar publicaciones veraces sobre salud pública y por tergiversar y difamar fraudulentamente a la organización de salud infantil.

La demanda alega que Facebook tiene “conflictos de intereses insidiosos” con la industria farmacéutica y las agencias sanitarias, y detalla las alegaciones de hecho sobre las amplias relaciones y colaboraciones de los CDC, la Fundación CDC y la Organización Mundial de la Salud con Facebook y Zuckerberg, poniendo en duda la colaboración de Facebook con el gobierno en una campaña de censura.

Facebook censura la página de CHD, apuntando a la información objetiva sobre las vacunas, el 5G y los organismos de salud pública. Instagram, propiedad de Facebook, bloqueó la cuenta del presidente de CHD, Robert F. Kennedy, Jr. el 10 de febrero sin previo aviso ni explicación.

Los abogados de “Children’s Health Defense” están a la espera de la decisión de la jueza Susan Illston después de que los demandados presentaran una moción para desestimar la demanda de CHD en la que se alega censura patrocinada por el gobierno, falsa descalificación y fraude electrónico.