Miles de personas participaron el sábado en la Concentración de Broadway por la libertad en la ciudad de Nueva York. La protesta pacífica se centró en la libertad sanitaria, el consentimiento informado y el derecho de todos los estadounidenses a tomar sus propias decisiones sanitarias.

Robert F. Kennedy Jr., presidente de“Children’s Health Defense” (CHD) y la presidenta Mary Holland fueron algunos de los oradores. También intervinieron, entre otros, el Dr. Lawrence Palevsky, la Dra. Christiane Northrup, Jason Shurka, Jo Rose, Kevin Jenkins, Patricia Finn y John Matland.

“Los poderes fácticos, especialmente aquí en el Estado de Nueva York, están luchando contra nosotros”, dijo Holland a la audiencia. “Puede que hayamos imaginado que con la desaparición del gobernador Cuomo tendríamos un respiro, pero no. Ahora tenemos una gobernadora que realmente cree que la vacunación es la religión del estado, y predica a sus “apóstoles” en una iglesia de Brooklyn, mientras lleva un collar en el que pone “Vaxed”. Esto es algo que no podría ser imaginario”.

Holland habló a la multitud sobre las numerosas batallas legales en Nueva York, incluida la participación de CHD en la impugnación de la derogación de la exención religiosa para los niños en edad escolar, en vigor desde 2019, que probablemente se dirija al Tribunal Supremo.

“Estamos ganando”, dijo Holland, mientras el público se hacía eco de un cántico de “Estamos ganando”.

Holland dijo que “estamos ganando” en referencia a la afirmación de que Southwest Airlines, los sindicatos de policía de Los Ángeles y Chicago, y otros están haciendo frente a los mandatos, en muchos casos presentando demandas.

“No habremos terminado hasta que hayamos incapacitado al dragón y hasta que hayamos procesado a quienes nos han mentido a sabiendas y han causado un daño irreparable a millones de personas sin justificación alguna”, dijo Holland.

La manifestación tuvo lugar mientras los gobiernos federal, estatal y local, junto con las empresas privadas, siguen exigiendo las vacunas COVID como condición para el empleo y el acceso a las escuelas, hospitales, gimnasios, restaurantes y eventos deportivos.

“La vacuna no es segura ni eficaz…” dijo Kennedy a la multitud. “¿Cómo pueden obligar a los estadounidenses a ponérselas?”

Kennedy observó con ironía que el Dr. Anthony Fauci, la persona que está detrás de la presión para vacunar de COVID a niños de tan sólo 5 años, recibió el premio anual “Bill of Rights” de la Unión Americana de Libertades Civiles (“American Civil Liberties Union”) del Sur de California.

“¿En qué universo es aceptable decir: ‘Vamos a hacer morir a estos niños para que los mayores puedan vivir’?” preguntó Kennedy. Planteó su preocupación por el aumento de la miocarditis y otros efectos adversos de la vacuna COVID en los grupos de edad más jóvenes.

“No tenemos por qué hacer esto a los niños pequeños”, dijo Kennedy, tras explicar que la edad media de muerte por COVID es de 76 años, la misma que la esperanza de vida media. Someter a los niños a los efectos adversos de la vacuna COVID, dijo, “no es ético. Es una mala praxis médica”.

“Hay un tipo que trabaja en un laboratorio con una bata blanca que se autodenomina médico a pesar de que nunca ha tratado a un solo paciente de COVID”, dijo Kennedy. “Y está diciendo a los estadounidenses que hagan cosas que violan su conciencia, que violan todos sus valores, y lo hacen porque una figura de autoridad les dice que lo hagan, y el 67% de ellos lo hacen, pero el 33% se niega a hacerlo, y usted es ese 33%”.

“Ustedes son los que defienden sus valores”, continuó Kennedy. “Ustedes son los que van a salvar el país por ustedes, por sus hijos y por el 67% cuando por fin entren en razón”.

Vea a Mary Holland y a Robert F. Kennedy, Jr. en la Concentración de Broadway por la Libertad aquí:

Vea aquí toda la manifestación por la libertad en Broadway: