El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) y principal asesor médico del presidente Biden, dio positivo en la prueba de COVID-19, según informó su oficina el miércoles.

El NIAID dijo que Fauci, de 81 años, dio positivo en una prueba rápida de antígenos y que actualmente “experimenta síntomas leves”.

“El Dr. Fauci se aislará y seguirá trabajando desde su casa”, dice el comunicado. “El Dr. Fauci seguirá las directrices de COVID-19 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades [CDC] y el consejo médico de su doctor y regresará al NIH [National Institutes of Health] cuando las pruebas sean negativas.”

Esta es la primera vez que Fauci, que está cuádruplemente vacunado contra el COVID-19, anuncia que ha dado positivo en la prueba del virus.

El NIAID confirmó que Fauci recibió cuatro dosis de la vacuna COVID-19, incluyendo dos refuerzos.

A pesar de dar positivo, Fauci declaró hoy a distancia durante una audiencia ante la Comisión de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado, donde fue interpelado sobre la respuesta federal a la pandemia.

“Nuestras vacunas actuales han mantenido su eficacia para prevenir el COVID-19 grave”, dijo Fauci, refiriéndose a la variante Omicron durante su declaración inicial. “Los individuos que han recibido sólo su régimen de vacunas primarias tienen una mayor probabilidad de infectarse con la variante Omicron que con las variantes anteriores”.

“Es importante destacar que se ha demostrado que las vacunas de refuerzo reconstituyen y mejoran significativamente el nivel de anticuerpos que neutralizan la variante Omicron y en los sub-linajes”, añadió.

En mayo de 2021, en una entrevista en la MSNBC, Fauci dijo que las personas que se vacunaran no se infectarían.

En otra entrevista, el 22 de junio de 2021, con Chris Hayes de MSNBC, Fauci dijo:

“La situación es tan clara, que los datos afirman que si te vacunas estás protegido, incluso con la variante Delta -que por cierto tiene una mayor capacidad de contagio de persona a persona- y cuando te infectas tiene una mayor probabilidad de darte una enfermedad grave. Lo sabemos como un hecho”.

“Es tan simple como el blanco y el negro”, dijo Fauci. “Estás vacunado, estás a salvo. Si no estás vacunado, estás en riesgo. Así de simple”.

La oficina de Fauci dijo a “ABC News” que está tomando el tratamiento antiviral Paxlovid de Pfizer, cuya seguridad o eficacia nunca se probó en personas vacunadas y que provoca síntomas de reactivación de COVID-19 en algunos pacientes.

Los ensayos clínicos de Pfizer con Paxlovid excluyeron a los individuos vacunados

Según los ensayos clínicos de alto riesgo y de riesgo estándar de Pfizer, los individuos vacunados que recibieron una vacuna contra el SARS-CoV-2 en los 12 meses anteriores a la selección fueron excluidos de los ensayos clínicos que evaluaron la seguridad y la eficacia del medicamento.

Originalmente, Pfizer iba a incluir a las personas vacunadas en al menos un ensayo -el EPIC-SR- pero cambió los criterios de exclusión entre el 9 de marzo y el 5 de abril, para excluir a todas las personas vacunadas.

Según un artículo del Dr. Paul Fenyves, médico de atención primaria de Weill Cornell Medicine en Nueva York, según datos de los CDC a fecha de 18 de mayo, el 76% de los adultos estadounidenses se había vacunado, y se calcula que un 58% de los estadounidenses ya había pasado la COVID-19, por lo que el ensayo que apoya la autorización de Paxlovid no era directamente aplicable a la mayoría de los estadounidenses.

“Paxlovid sería significativamente más eficaz en personas que no han sido cebadas por la vacunación o la infección previa, por lo que el ensayo que apoya su uso sirve para exagerar el beneficio que la mayoría de las personas verían del medicamento”, dijo Fenyves.

Aunque Pfizer inició un ensayo clínico de Paxlovid en personas vacunadas de alto riesgo, el ensayo combina pacientes vacunados y no vacunados, lo que puede enturbiar la cuestión, dijo Fenyves. “Lo más importante es que los resultados del ensayo no estarán disponibles hasta noviembre de 2022“.

Fenyves señaló que los estadounidenses han sido testigos de escándalos con medicamentos como Vioxx, que se vendió a pesar de los riesgos cardiovasculares conocidos, y OxyContin, que contribuyó a la epidemia de opioides debido a una supervisión laxa, y que se necesitaba una “revisión independiente muy necesaria” del ensayo clínico farmacéutico de Paxlovid.

Fenyves dijo que el primer ensayo de Pfizer se diseñó para exagerar la eficacia de Paxlovid porque el objetivo de la empresa era maximizar las ventas, pero le sorprendió que el gobierno estadounidense comprara 5.000 millones de dólares de Paxlovid sin exigir al gigante farmacéutico que demuestre el rendimiento del fármaco en personas de alto riesgo vacunadas o previamente infectadas.

Los CDC admiten que Paxlovid provoca síntomas de reactivación de COVID-19 en algunos pacientes

La Dra. Rochelle Walensky, directora de los CDC, el 24 de mayo emitió un aviso sanitario para las personas que toman Paxlovid de Pfizer. Walensky advirtió que el fármaco podría provocar una reactivación de los síntomas de la COVID-19, pero afirmó que los beneficios del medicamento superan los riesgos.

“Si tomas Paxlovid, es posible que vuelvas a tener síntomas”, Walensky dijo a CBS News. “Todavía no hemos visto a nadie que haya vuelto con síntomas y que haya tenido que ir al hospital. Así que, en general, un curso más suave”.

El Paxlovid, medicamento antiviral, se toma en el transcurso de cinco días. Un curso de cinco días de Paxlovid cuesta unos 500 dólares.

Después de que un paciente se recupere de la COVID-19, la reactivación aparece entre dos y ocho días después, según los CDC.

Las personas que experimentan una “reactivación de COVID-19” después del tratamiento con Paxlovid pueden ser contagiosas aunque no tengan ningún síntoma, advirtieron los investigadores.

Los CDC, citando los informes de casos y la preocupación de que los pacientes con recaídas puedan propagar el virus, aconsejaron a los usuarios que se aislaran durante otros cinco días si los síntomas reaparecían.

“Yo me abstengo de dársela a personas de muy bajo riesgo y que no están terriblemente enfermas, sobre todo a las que están vacunadas y con dosis de refuerzo”, dijo a Reuters el doctor Bruce Farber, jefe de salud pública y epidemiología de Northwell Health.

Pfizer, en un correo electrónico, dijo que está vigilando el asunto, pero cree que el retorno del SARS-CoV-2 detectable es poco común y no está “exclusivamente asociado” a su medicamento. “Hasta la fecha no hemos observado la aparición de ninguna resistencia en los pacientes tratados con Paxlovid”, declaró a Reuters un portavoz de Pfizer.

Como informó “The Defender” el mes pasado, los investigadores de los NIH dijeron que investigarían con qué frecuencia y por qué los niveles de coronavirus repuntan en algunos pacientes que completan un curso de cinco días de Paxlovid.

Clifford Lane, subdirector de investigación clínica del NIAID, dijo a Bloomberg que era una prioridad y una “cosa bastante urgente sobre la que tenemos que ponernos al día”.

Lane dijo que la agencia está debatiendo con los científicos de los CDC posibles estudios epidemiológicos y clínicos para examinar la reactivación post-Paxlovid.

En respuesta a los informes de pacientes que recaen después de tomar Paxlovid, el director general de Pfizer, Albert Bourla, sugirió que tomaran más cantidad del tratamiento, en contra del protocolo establecido, lo que llevó a un funcionario de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) a contradecir a Bourla.

El Dr. John Farley, director de la Oficina de Enfermedades Infecciosas, en las actualizaciones de la FDA sobre Paxlovid para los proveedores de atención médica, escribió:

“No hay evidencia de beneficio en este momento para un curso de tratamiento más largo (por ejemplo, 10 días en lugar de los 5 días recomendados en la hoja informativa del proveedor para Paxlovid) o la repetición de un curso de tratamiento de Paxlovid en pacientes con síntomas recurrentes de COVID-19 después de completar un curso de tratamiento.”

Tal y como informó “The Defender” en marzo, Pfizer puede ganar 54.000 millones de dólares en ventas con su vacuna COVID-19 y Paxlovid.

Robert F. Kennedy, Jr., presidente de “Children’s Health Defense” y principal asesor jurídico, dijo a “The Defender” que los contribuyentes están pagando miles de millones por vacunas que no funcionan, sufren COVID-19 de todos modos y luego pagan miles de millones más por un tratamiento inferior.