Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han publicado hoy nuevos datos que muestran que entre el 14 de diciembre de 2020 y el 3 de junio de 2022 se enviaron al Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS) un total de 1.295.329 informes de eventos adversos tras las vacunas COVID-19. Esto supone un aumento de 7.734 eventos adversos con respecto a la semana anterior.

El VAERS es el principal sistema financiado por el gobierno para notificar las reacciones adversas a las vacunas en los Estados Unidos.

Los datos incluían un total de 28.714 notificaciones de muertes -un aumento de 182 respecto a la semana anterior- y 236.767 lesiones graves, incluidas las muertes, durante el mismo periodo de tiempo -un aumento de 1.726 respecto a la semana anterior-.

De las 28.714 muertes notificadas, 18.638 casos se atribuyen a la vacuna COVID-19 de Pfizer, 7.524 casos a Moderna y 2.483 casos a Johnson & Johnson (J&J).

Excluyendo las “notificaciones extranjeras” al VAERS, entre el 14 de diciembre de 2020 y el 3 de junio de 2022 se notificaron en Estados Unidos 829.329 eventos adversos, incluyendo 13.225 muertes y 83.801 lesiones graves.

Los informes extranjeros son informes que las filiales extranjeras envían a los fabricantes de vacunas de Estados Unidos. De acuerdo con la normativa de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (“Food and Drug Administration”, FDA por sus siglas en inglés), si se notifica a un fabricante un informe de un caso extranjero que describa un suceso que sea grave y que no aparezca en el etiquetado del producto, el fabricante está obligado a presentar el informe a VAERS.

De las 13.225 muertes registradas en EE.UU. hasta el 3 de junio, el 16% se produjeron en las 24 horas siguientes a la vacunación, el 20% en las 48 horas siguientes y el 59% en personas que experimentaron un inicio de síntomas dentro de las 48 horas siguientes a la vacunación.

En Estados Unidos se habían administrado 588 millones de dosis de la vacuna COVID-19 hasta el 3 de junio, de las cuales 347 millones corresponden a Pfizer, 222 millones a Moderna y 19 millones a Johnson & Johnson (J&J).

datos de vaers lesión de la vacuna 10 de junioTodos los viernes, el VAERS publica los informes de lesiones por vacunas recibidos hasta una fecha determinada. Los informes enviados a VAERS requieren una investigación más profunda antes de poder confirmar una relación causal.

Históricamente, se ha demostrado que VAERS sólo recibe informes del 1% de los efectos adversos reales de las vacunas.

Los datos del VAERS de Estados Unidos del 14 de diciembre de 2020 al 3 de junio de 2022 para niños de 6 meses a 5 años muestran:

Los datos del VAERS de Estados Unidos del 14 de diciembre de 2020 al 3 de junio de 2022 para niños de 5 a 11 años muestran:

  • 11.133 eventos adversos, incluyendo 292 calificados como graves y 5 muertes notificadas.
  • 22 informes de miocarditis y pericarditis.
    “The Defender” ha observado durante las semanas anteriores que los CDC se han eliminado del sistema VAERS informes de miocarditis y pericarditis en este grupo de edad. No se ha dado ninguna explicación.
  • 43 informes sobre trastornos de coagulación de la sangre.

Los datos del VAERS de Estados Unidos del 14 de diciembre de 2020 al 3 de junio de 2022 para niños de 12 a 17 años muestran:

Los datos del VAERS de Estados Unidos del 14 de diciembre de 2020 al 3 de junio de 2022, para todos los grupos de edad combinados, muestran:

El gobierno de Estados Unidos desvía 10.000 millones de dólares para financiar más vacunas COVID

El gobierno de Biden dijo esta semana que está desviando más de 10.000 millones de dólares en fondos para ensayos y ayuda contra el COVID-19 para comprar más vacunas y tratamientos contra el COVID-19, informó “The Associated Press” (AP).

El dinero fue desviado de los planes de compra de pruebas de COVID-19 y equipos de protección personal, informó la NBC, así como de la financiación de la investigación y el desarrollo de nuevas vacunas contra el COVID-19, según AP.

Los fondos redirigidos se utilizarán para empezar a negociar contratos con los fabricantes de vacunas para fabricar nuevas dosis para el otoño, incluidas las vacunas de “nueva generación” que las empresas farmacéuticas están desarrollando para atacar las nuevas variantes de COVID-19.

Aproximadamente 5.000 millones de dólares se destinarán a la compra de nuevas dosis de la vacuna COVID-19 para una campaña de inmunización en otoño y 4.900 millones de dólares se utilizarán para adquirir los 10 millones de dosis restantes de la píldora antiviral Paxlovid COVID-19 de Pfizer, un funcionario de la Casa Blanca que pidió no ser citado dijo a Bloomberg.

La medida de la administración de desviar fondos para comprar más dosis de la vacuna COVID-19 se produce apenas unos días después de que el Centro de Control de Enfermedades (CDC) compartiera datos con “NBC News” que revelan que Estados Unidos desperdició 82,1 millones de vacunas COVID-19 desde diciembre de 2020 hasta mediados de mayo de 2022.

Estudios sugieren que hay relación entre una enfermedad cerebral mortal y las vacunas COVID

Un artículo preimpreso en Francia, publicado en mayo, sobre la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ) y la vacunación con COVID-19, identificó una nueva forma de ECJ esporádica que se produjo a los pocos días de recibir una primera o segunda dosis de las vacunas Pfizer o Moderna COVID-19.

La ECJ es un trastorno cerebral degenerativo que conduce a la demencia y, en última instancia, a la muerte.

Los investigadores creen que la región priónica de la proteína de espiga de la variante original de Wuhan COVID-19 se incorporó a las vacunas de ARNm y a las vacunas de vectores de adenovirus -que se administran a cientos de millones de humanos- y que puede causar un nuevo tipo de ECJ esporádica de rápida progresión.

Los investigadores analizaron 26 casos de ECJ y descubrieron que los primeros síntomas aparecieron de media 11,38 días después de la inyección de la vacuna COVID-19.

De los 26 casos, 20 habían fallecido cuando se publicó el estudio y seis seguían vivos. “Las 20 muertes se produjeron sólo 4,76 meses después de la inyección. Entre ellas, 8 provocaron una muerte súbita (2,5 meses)”, escribieron los investigadores.

El gobierno de Biden consigue 10 millones de dosis de la vacuna COVID para niños menores de 5 años

El gobierno de Biden dijo el jueves que puso a disposición de los estados y del personal sanitario 10 millones de dosis de vacunas COVID-19 para niños menores de 5 años y que “habrá millones más disponibles en las próximas semanas.”

La Casa Blanca dio a conocer su “Plan Operativo” para la vacunación de los más pequeños, una semana antes de la fecha en la que los asesores de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) tienen previsto reunirse para decidir si conceden la Autorización de Uso de Emergencia para las vacunas pediátricas de Pfizer-BioNTech y Moderna para bebés de hasta 6 meses de edad.

A los niños menores de 5 años se les podría empezar a poner las vacunas a partir de “la semana del 20 de junio, y el programa se irá ampliando con el tiempo a medida que se entreguen más dosis y haya más citas disponibles”, dijo la Casa Blanca.

El presidente de ‘Children’s Health Defense’ (CHD), Robert F. Kennedy, Jr., pidió a los padres y a los médicos “ahora más que nunca” que “entren en la brecha para proteger a nuestros bebés de nuestro gobierno”.

Kennedy dijo que las contramedidas COVID-19, incluidas las vacunas, “nunca estuvieron relacionadas con los estudios científicos o la salud pública”, y añadió: “Ahora se han alejado del sentido común y han entrado en la crueldad desnuda y la barbarie”.

El COVID-19 grave es “poco frecuente” entre las personas que no se vacunaron

Una encuesta realizada a 300.000 personas que no se vacunaron contra la COVID-19 reveló que los no vacunados no supusieron una carga desproporcionada para los sistemas sanitarios; de hecho, experimentaron tasas muy bajas de hospitalización y de COVID-19 grave.

El proyecto internacional “Control Group” -también conocido como “Vax Control Group”- realizó la encuesta.

Los datos de la encuesta ofrecen importantes revelaciones, entre ellas:

  • Los participantes del “grupo de control” no vacunados han experimentado tasas de hospitalización muy bajas y tasas de enfermedad grave por COVID-19 muy bajas también.
  • Son más propensos a confiar en el autocuidado, utilizando productos naturales como la vitamina D, la vitamina C, el zinc y la quercetina.
  • Muchos han utilizado la ivermectina y la hidroxicloroquina.
  • Las mujeres han sufrido anomalías menstruales y hemorrágicas a pesar de no estar vacunadas, posiblemente debido a la exposición a la proteína de espiga a causa de la diseminación.
  • La carga para su salud mental ha sido considerable, posiblemente agravada por la estigmatización sufrida de parte de la sociedad mayoritaria, “vacunada”.
  • Han sido fuertemente discriminados por su decisión de ejercer su derecho al consentimiento informado y rechazar la administración de “vacunas genéticas.”

El gobierno canadiense aprueba la demanda de indemnización de un lesionado por la vacuna

Un hombre canadiense el mes pasado se enteró de que el gobierno aprobó su solicitud de indemnización por una lesión causada por la vacuna COVID-19.

Ross Wightman, de 40 años, marido y padre de dos hijos, dijo que le había costado años presentar la documentación antes de que el gobierno aprobara la reclamación. A Wightman se le diagnosticó el síndrome de Guillain-Barré (SGB), una enfermedad poco frecuente que afecta al sistema nervioso y que le dejó parcialmente paralizado, poco después de recibir su primera y única dosis de la vacuna COVID-19 de AstraZeneca en abril de 2021.

Wightman no divulgó el importe exacto del pago. Sin embargo, dijo que él no cumplía los requisitos para recibir el pago máximo del programa que son 284.000 dólares. Dijo que planea apelar la cantidad de pago a la junta de revisión médica del programa, que según él no tuvo en cuenta todos sus síntomas.

En Canadá se han registrado oficialmente 46.149 reacciones adversas a las vacunas COVID-19, pero sólo un puñado de demandantes ha recibido una indemnización.

CHD pide a cualquier persona que haya experimentado una reacción adversa, a cualquier vacuna, que presente un informe siguiendo estos tres pasos.

Actualizado: El titular de este artículo se ha actualizado para indicar que se han notificado al VAERS 182 nuevas muertes tras las vacunas COVID-19, según los datos de esta semana.