En su libro, “Subestimated: An Autism Miracle”, J.B. Handley y su hijo adolescente Jamison (Jamie) Handley, comparten la historia triunfal del viaje de esperanza que cambia la vida de un padre y su hijo mientras navegan valientemente por el camino hasta la liberación de Jamie de su autodenominada “prisión de silencio”.

“Subestimado” desafía las creencias populares que rodean al autismo, una discapacidad que afecta a 1 de cada 36 estadounidenses.

En diciembre de 2019, pocas semanas antes de que el mundo se encerrara debido a la pandemia COVID-19, J.B. Handley, cofundador de Generation Rescue, se enteró de un nuevo programa que le dijeron que podría ayudar a su hijo a comunicarse.

Mientras el resto del mundo entraba confinado, Jamie, una persona que no hablaba, se embarcó en el viaje de su vida, liberando las palabras que habían estado atrapadas en su interior durante 17 años, y revelándose como un joven notablemente sabio, compasivo y brillante.

A medida que la historia se desarrolla, Handley capta a los lectores en su diálogo interior, compartiendo todas las dudas y la desesperanza que siente después de casi 16 años de “milagros” fallidos que nunca rescataron a Jamie. Tampoco cree que esto vaya a ayudar.

Hasta que lo hace.

Justo cuando pensé que este libro no podía mejorar, me sorprendió ver que Jamie mismo es el autor de la segunda parte del libro. Lleva a los lectores a la mente de una persona que no habla, compartiendo sus pensamientos más profundos. Lo que él realmente quiere más que nada en el mundo, escribe, es que todas las personas que no hablan finalmente tengan lo que él tiene: una voz.

La historia de Jamie desafía la idea de que las personas que no hablan son “mentalmente retrasados” como muchos científicos creen, y plantea la pregunta: ¿Y si todas las personas que no hablan están atrapados como Jamie?

Devoré este libro en una sola sesión, a veces sollozando mientras el milagro se desarrollaba en las páginas que sostenía entre mis manos. No quería que se terminara. Me sentí encantada cuando Handley me preguntó si me gustaría hablar con Jamie. ¡Claro que quería!

Poder comunicarse con Jamie fue surrealista. Al mirar a este joven pacífico, me quedé sobrecogida. Había estado atrapado durante 18 años. Y sin embargo, se le veía sereno.

Le pregunté a Jamie qué mensaje quería que compartiéramos con el mundo, y le dije que me aseguraría de que sus palabras fueran publicadas literalmente. Mis ojos se llenaron de lágrimas mientras explicaba con toda claridad su mensaje:

“Creo que todos tenemos que apreciar que hemos subestimado a todas las personas que son como yo. Nosotros no actuamos con normalidad según sus estándares, pero somos normales por dentro. Quiero decir que el mundo nos trata como si fuéramos estúpidos, pero no lo somos”.

Subestimado, ciertamente.

El libro, que estará disponible el 23 de marzo, se puede reservar aquí.