¿Cómo pueden los padres resistir la presión de los médicos, las escuelas y otras personas que les dicen que vacunen a sus hijos?

¿Cómo pueden los adultos impugnar los mandatos de vacunación COVID emitidos por los gobiernos estatales y locales, y los empleadores?

¿Cómo responde a la gente que dice: “Pero los beneficios de las vacunas COVID superan los riesgos“?

“Children’s Health Defense” (CHD) organizó la semana pasada una sesión de preguntas y respuestas en directo durante la cual un equipo de panelistas respondió a éstas y a otras preguntas de los espectadores de “VAXXED II: La verdad del pueblo”.

La película -que aún se puede ver gratuitamente aquí – presenta entrevistas con médicos que admiten la existencia de patrones innegables de condiciones de salud crónicas entre los niños vacunados, y señalan que la educación sobre vacunas en la escuela de medicina se centra simplemente en las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades sobre el calendario de administración de vacunas.

Entre los panelistas para la sesión de preguntas y respuestas, los cuales aparecen todos en la película “VAXXED II”, se encuentran:

  • Polly Tommey, productora y moderadora de “VAXXED II”
  • Brian Hooker, doctor en ciencias, director científico de CHD, profesor de biología en la Universidad de Simpson
  • Kari Bundy, coordinadora de traducción de CHD y madre de un bebé de 4 meses que murió pocos días después de ser vacunado
  • El doctor Paul Thomas, pediatra y autor de un estudio que compara la salud de los niños vacunados con la de los no vacunados
  • Nico La Hood, abogado y padre de dos niños dañados por las vacunas

Los panelistas respondieron a una amplia gama de preguntas, incluidas las relativas a si las personas vacunadas contra el COVID pueden diseminar la vacuna, y qué pueden hacer las personas que se han vacunado para desintoxicarse.

Los panelistas también recordaron a los espectadores que cada uno de ellos había seguido las normas. Vacunaron a sus hijos – y sus hijos fueron dañados.

En cuanto a la presión que se ejerce hoy en día para conseguir que la gente se ponga la vacuna COVID, los panelistas instaron a los espectadores a “confiar en su propio instinto, hagan su propia investigación.”

Bundy, cuyo hijo, Mason, murió en 2011 después de sus vacunas de 4 meses, dijo: “Apague las noticias. El miedo está ahí para que usted tome la decisión que ellos quieren que tome. No opere desde un espacio de miedo”.

Vea la sesión de preguntas y respuestas aquí: