Una médica de California podría perder su licencia médica por no seguir estrictamente las directrices para redactar exenciones médicas de vacunas, tal y como indica el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (“Advisory Committee on Immunization Practices”, ACIP por sus siglas en inglés) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (“Centers for Disease Control and Prevention”, CDC por sus siglas en inglés).

A principios de este mes, la Junta Médica de California llevó a cabo un juicio en el que se escuchó el testimonio de los testigos a favor y en contra del enfoque de la Dra. Kelly Sutton para redactar exenciones médicas de vacunas para sus pacientes.

El juicio de tres días, que terminó el 16 de junio, tuvo lugar en un tribunal administrativo con un solo juez y sin derecho a jurado. Se espera que el juez emita una decisión en algún momento del otoño de 2021 sobre si rescindir o no la licencia médica de Sutton.

Sutton, médica integral, argumentó que sus observaciones clínicas confirman que sus pacientes no vacunados están más sanos que los vacunados.

Durante el juicio, Sutton estuvo representada por el abogado especializado en libertad de prensa Rick Jaffe, que reunió pruebas de tres expertos de alto nivel en defensa de los métodos de Sutton para proteger a los pacientes de las lesiones causadas por las vacunas.

El Estado presentó a un experto, que carecía de conocimientos básicos sobre el riesgo de las vacunas, y que afirmó que todos los médicos deberían seguir en todo momento el calendario de vacunas de los CDC, que es el mismo para todos.

A continuación se exponen los aspectos más destacados del testimonio prestado durante el juicio de Sutton.

El testimonio de Sutton en su nombre:

  • Sutton ofreció un análisis reflexivo sobre cómo ayuda y cura a los pacientes. Es médico miembro de “Physicians for Informed Consent” (Médicos por el consentimiento informado, PIC por sus siglas en inglés), asociación que da prioridad a los pacientes. Se mostró humilde durante todo el juicio y se desvivió por ser amable con todos los implicados en el proceso, incluido el perito del Estado que testificó contra ella. Su amabilidad y credibilidad eran tan fuertes que incluso el abogado de la acusación se vio obligado a cambiar su tono de voz para atenuar el carácter culpabilizador de sus palabras escritas.
  • Sutton no necesitaba un guión. Mostró sus detallados conocimientos científicos explicando los mecanismos biológicos de la enfermedad y el riesgo de las vacunas. A veces, el taquígrafo del tribunal no podía seguir el ritmo del uso fluido de la terminología científica por parte de Sutton.
    Sutton describió cómo el proyecto de ley 277 del Senado de California eliminó los derechos de los padres a la hora de tomar decisiones médicas y convirtió la discreción del médico en la norma para las exenciones médicas.
  • Sutton habló del proceso de reunión con los colegas integradores del PIC para llegar a las mejores prácticas para las exenciones médicas.
  • Sutton defendió el beneficio de un examen físico para la admisión de pacientes, y para decidir cuándo es necesario (por ejemplo, diagnosticar una infección de oído) frente a cuándo no es necesario (por ejemplo, tomar un historial familiar). También habló de la realidad de que ciertos pacientes no pueden permitirse el tiempo y/o el dinero que conlleva realizar exámenes físicos innecesarios.
  • Sutton revisó cada uno de los registros de pacientes relevantes citados por la junta médica como prueba del incumplimiento de Sutton de las recomendaciones de los CDC, centrándose en el riesgo de las vacunas basado en los complejos historiales médicos de los pacientes individuales.
  • Sutton destacó su enfoque proactivo para proteger la privacidad de los pacientes al redactar las exenciones médicas.
  • Sutton habló en detalle sobre las extensas citas científicas que proporcionó a la junta médica para apoyar sus decisiones médicas, incluyendo las conclusiones sobre el alumunio del Dr. Chris Exley. La junta trató de utilizar una objeción técnica para evitar que Sutton aportara las justificaciones científicas que hay detrás de sus decisiones. Sin embargo, durante el interrogatorio de Jaffe a Sutton, ésta pudo explicar la base científica del riesgo de las vacunas.
  • Sutton testificó que los médicos ganan mucho dinero por vacunar, pero no por redactar exenciones médicas. De hecho, no hay beneficio en la redacción de exenciones médicas, sólo persecución, así que los médicos que las redactan se preocupan realmente por el interés del paciente y no por el de las farmacéuticas.
  • Sutton declaró que no es inteligente ni humano obligar a una familia a seguir vacunando después de que uno de sus hijos haya muerto o haya sufrido lesiones por una vacuna.
  • Sutton dijo que el hecho de que el gobierno no compare a las personas vacunadas con las no vacunadas es un punto ciego sistemático e intencional en la investigación científica, diseñado para promover las vacunas de forma errónea.

El testigo experto del Estado, la Dra. Deborah Lehman, médica de enfermedades infecciosas de la Universidad de California, Los Ángeles:

  • Lehman afirmó repetidamente que, como médica, su opinión sobre la vacunación que es igual para todos es un hecho médico y no debía ser cuestionada.
  • Durante el interrogatorio, se le pidió a Lehman que cuantificara el riesgo de todas las lesiones causadas por las vacunas. Lehman respondió: “No creo que necesite una cifra… No puedo darle una cifra”. Afirmó: “No necesito citar artículos en mi informe, porque la respuesta científica ya ha sido decidida… Si quieren respuestas a estas preguntas, les remito a los CDC”. Lehman ignoró que la única forma de obtener la tasa de lesiones por vacunas es comparar a las personas vacunadas con las no vacunadas. No parece saber que el gobierno se niega a estudiar a los no vacunados en su totalidad, sino que sólo compara a los pacientes vacunados con otros pacientes vacunados.
  • Lehman declaró que nunca había oído hablar del Dr. Peter Aaby, uno de los principales expertos en vacunas del mundo que ha publicado más de 400 artículos en PubMed. Lehman, que ha publicado unos 15 artículos en PubMed, intentó desestimar las publicaciones de Aaby sobre el peligro de las vacunas alegando falsamente que Aaby publicaba en una revista de bajo impacto. Lehman declaró que nunca leería este tipo de investigación de Aaby, y que es el mismo tipo de información “antivacunas” que se encuentra cuando realizas una búsqueda en Google.
  • Lehman declaró que no tiene conocimiento de ninguna muerte causada por la vacuna de la tos ferina. Afirmó que si hubiera habido muertes causadas por la vacuna contra la tos ferina, se habría enterado de ellas. Su insensible admisión demuestra su ignorancia incluso de la información básica del Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas o de cualquier otra fuente.
  • Lehman admitió que nunca ha redactado personalmente una exención médica. A lo sumo, se comunicó con otros médicos para que todas las exenciones médicas se ciñeran a las contraindicaciones del ACIP.
  • Lehman testificó que no conocía la ley de vacunas obligatorias en cuestión en el caso, a saber, la sección 120370 del Código de Salud y Seguridad de California, que autoriza las exenciones médicas.
  • En un momento dado, Lehman soltó con rabia: “Nos están salvando las vacunas COVID“.
  • Lehman utilizó repetidamente frases nebulosas como “mayor riesgo” y “menor riesgo”, pero nunca citó ninguna cifra de valor de riesgo, a excepción de un puñado de cifras falsas. Por ejemplo, en un caso citó falsamente una tasa de 1/1.000 muertes por casos de sarampión. Se trata de una cifra falsa porque se basa únicamente en los casos notificados e ignora el hecho de que sólo se notifican alrededor de 1/10 casos.
  • Lehman criticó a los pacientes ya vacunados de Sutton por tener algunas infecciones. Lehman no vio la naturaleza autocontradictoria de su propio testimonio. En otras palabras, Lehman pasó por alto que las vacunas están causando un mayor riesgo de infección en pacientes ya vacunados. Ignoró los estudios publicados y la observación de Sutton de que los pacientes experimentan menos infecciones con el tiempo a medida que dejan de vacunarse, y que los pacientes totalmente no vacunados son los más sanos de todos.
  • Lehman testificó que el estándar de atención consiste en saber si otro médico trataría el asunto médico de la misma manera o similar. Pero omitió intencionadamente la frase “en la misma comunidad”, lo que significa que el estándar de atención no es simplemente “otro médico” sino “otro médico en la misma comunidad”. Sutton pertenece a la comunidad de la medicina integrativa, a la que Lehman no pertenece. Es habitual que los médicos convencionales utilicen el pensamiento único.
  • Lehman testificó que antes de la vacuna meningocócica, realizó varias punciones lumbares para tratar la meningitis. Sin embargo, Lehman nunca declaró cuántos de los pacientes con meningitis ya habían sido vacunados con la vacuna meningocócica y otras vacunas (por ejemplo, la de la polio).
  • Lehman declaró que los niños con asma tienen una mayor tasa de morbilidad y mortalidad. Pero Lehman no proporcionó ningún valor numérico de riesgo para su testimonio. Por ejemplo, no citó ningún estudio que mostrara los resultados de salud de los niños con asma cuando se suspenden las vacunas frente a cuando se mantienen. De hecho, no existe ningún estudio de este tipo que apoye la posición de Lehman. Además, Lehman no citó ninguno de los estudios que relacionan un mayor riesgo de asma por la vacunación. Es habitual que los médicos convencionales no sepan que las enfermedades crónicas comunes se ha demostrado que son inmunomediadas y causadas por la vacunación.
  • Lehman testificó que “las convulsiones febriles no tienen un efecto duradero”. Su testimonio contradice directamente incluso las pruebas científicas aceptadas por el gobierno de que aproximadamente el 5% de las convulsiones febriles se convierten en una epilepsia completa.

El experto de la defensa, el Dr. Andrew Zimmerman, neurólogo pediátrico:

  • Zimmerman es un experto en neurología pediátrica que ha publicado muchas obras, con experiencia en el diagnóstico y tratamiento del autismo, la disfunción mitocondrial y muchas otras afecciones.
  • Zimmerman testificó que Sutton siguió el estándar de cuidado de su comunidad para proteger a sus pacientes fuera de las estrechas directrices de los CDC/ACIP. Con una atención experta en detalles sobre los trastornos del neurodesarrollo, Zimmerman estuvo de acuerdo con las evaluaciones de riesgo de Sutton para proteger a sus pacientes. Habló de la interacción entre el sistema inmunitario y el cerebro.

El experto de la defensa, el Dr. James Neuenschwander, médico de familia experto en vacunas:

  • Neuenschwander trata enfermedades crónicas, entre ellas el autismo. Asiste a las reuniones del ACIP y ha hecho comentarios públicos. No administra vacunas.
  • Neuenschwander citó el fenómeno de la curva de campana, que representa una relación inversa: El 10% de las personas que no responden a una vacuna comparado con el 10% de las personas que reaccionan de forma exagerada a una vacuna. Su ejemplo ilustra un punto que los científicos convencionales suelen pasar por alto.
  • Neuenschwander explicó que las vacunas hacen que el sistema inmunitario permanezca en hiperactivación, lo que crea lesiones vacunales como la inflamación del cerebro.
  • Neuenschwander dijo que las afecciones autoinmunes se producen cuando la vacuna crea anticuerpos contra el propio cuerpo humano a través del mecanismo de activación inmunitaria crónica. Neuenschwander citó pruebas científicas que apoyan el hecho de que es lógico que Sutton pregunte a los pacientes sobre sus factores de riesgo personales y familiares, como las infecciones recurrentes, el asma y el autismo.
  • Neuenschwander analizó las vacunas una por una para mostrar cómo los médicos convencionales exageran el riesgo de infección. Neuenschwander confirmó que los médicos convencionales están vacunando contra enfermedades raras según el calendario de los CDC, mientras que no preguntan por las lesiones causadas por las vacunas. Neuenschwander subrayó que incluso las enfermedades comunes tienen vacunas de dudosa eficacia, como la gripe, que tiene un alto índice de fracaso vacunal.
  • Neuenschwander dijo que el sistema de los CDC/ACIP falla categóricamente en el estudio adecuado de las lesiones causadas por las vacunas, comparando a los individuos vacunados con los no vacunados, a pesar de la admisión de los CDC en un libro blanco de 2016 que muestra que tal estudio podría hacerse.
  • Neuenschwander citó cifras a lo largo de su testimonio. Por ejemplo, expuso la mentira de Lehman mencionada anteriormente sobre 1/1000 muertes por sarampión (en la que Lehman sólo incluyó falsamente los casos de sarampión notificados y no todos los casos de sarampión). Neuenschwander citó las cifras correctas.
  • Neuenschwander destacó los tres estudios recientes publicados y revisados por pares, Mawson 2017, Hooker 2020 y Thomas 2020, que muestran que los no vacunados son exponencialmente más saludables que los vacunados. También explicó los hallazgos de Aaby que mostraban una tasa de mortalidad cinco veces mayor provocada por las vacunas contra la difteria en África.
  • Neuenschwander citó las admisiones gubernamentales, por ejemplo las publicaciones del Instituto de Medicina (“Institute of Medicine”, IOM por sus siglas en inglés), que revelan la falta de datos sobre la seguridad de las vacunas y la ausencia de estudios gubernamentales sobre pacientes vacunados frente a los no vacunados.

El experto de la defensa, el Dr. LeTrinh Hoang, pediatra:

  • Hoang es un experimentado pediatra integrativo en California con una clínica con muchos pacientes y gran éxito.
  • Hoang hizo hincapié en el papel de la medicina integrativa para proteger a los pacientes de una forma en la que la medicina convencional fracasa sistemáticamente. Hoang criticó la vacunación que es igual para todos y las formas específicas en las que el ACIP/CDC crea una lista de contraindicaciones de vacunas ridículamente limitada que ignora áreas enteras de investigación independiente y hallazgos clínicos.
  • Hoang criticó el enfoque despreocupado de Lehman sobre el daño de las vacunas.
  • Hoang destacó su experiencia clínica observando que los pacientes no vacunados están excepcionalmente sanos, en contraste con los pacientes lesionados por las vacunas, a los que debe atender regularmente y de forma continuada debido a sus enfermedades crónicas.

La sociedad está aprendiendo valiosas lecciones de este juicio sobre el daño de las vacunas, incluyendo las consecuencias de permitir que la biotecnología altere los sistemas inmunológicos humanos naturales.

Para ayudar a apoyar el fondo de defensa de Sutton, visite este sitio web.