Eric Clapton dijo que tuvo una experiencia sanitaria “desastrosa” tras recibir la vacuna COVID de AstraZeneca, y el músico de 76 años reprochó a la propaganda que exagere la seguridad de la vacuna, informó Rolling Stone.

Clapton detalló su experiencia con AstraZeneca en una carta dirigida al arquitecto italiano Robin Monotti, que la compartió el 12 de mayo en Twitter.

En febrero, Clapton dijo que se puso su primera dosis de AstraZeneca e inmediatamente sufrió reacciones graves que duraron 10 días. Unas seis semanas después se le ofreció y puso la segunda dosis, pero con un poco más de conocimiento de los peligros.

“No hace falta decir que las reacciones fueron desastrosas, sentía mis manos y pies congelados, entumecidos o ardiendo, y los tuve prácticamente inútiles durante dos semanas. Temí no volver a tocar nunca más”, dijo Clapton. “Pero la propaganda decía que la vacuna era segura para todos”.

Clapton sufre una neuropatía periférica y dice que nunca debió haberse puesto la inyección. La neuropatía periférica se produce como resultado de un daño en los nervios fuera del cerebro y la médula espinal (nervios periféricos). Suele causar debilidad, entumecimiento y dolor, generalmente en las manos y los pies, y también puede afectar a otras zonas del cuerpo.

Clapton dijo que conoció a un miembro de un grupo en línea que le aconsejó que tuviera cuidado y se fijara en lo que está pasando.

“Sentí que se había levantado un velo, que ya no estaba solo, que estaba bien, que de hecho era esencial, aferrarme a mi intuición y seguir mi corazón”, dijo Clapton. “Sigo transitando el camino de la rebeldía pasiva y trato de acatar las normas para poder amar activamente a mi familia, pero es difícil morderme la lengua con lo que ahora sé”, añadió.

La vacuna de AstraZeneca no está autorizada en EE.UU., pero sí lo están tres vacunas de COVID: Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC ) recomiendan que incluso las personas con sistemas inmunitarios debilitados y enfermedades subyacentes se vacunen contra la COVID, a pesar de que los CDC afirman que los datos de seguridad son limitados para las personas que entran en esas categorías.

Los fabricantes de vacunas hacen campañas publicitarias con la esperanza de ganarse a los que no se las ponen

Días después de las críticas de Clapton a la “propaganda” de las vacunas, el Wall Street Journal informó de cómo, en Estados Unidos, los fabricantes de vacunas están patrocinando campañas publicitarias dirigidas a un tercio de los estadounidenses que son reacios a vacunarse.

Pfizer, Moderna, Regeneron y otras empresas farmacéuticas están patrocinando anuncios en la televisión, la radio y las redes sociales para promocionar las vacunas y los medicamentos para COVID.

A diferencia de los típicos anuncios farmacéuticos que se centran en marcas de medicamentos específicas, las campañas COVID emplean mensajes generales sin mencionar los nombres de los fabricantes. Por ejemplo, algunos anuncios muestran a personas que pasan tiempo con sus seres queridos, y terminan con “¿Por qué te vas a vacunar?

Uno de los anuncios de Pfizer muestra el anuncio de la llegada de un bebé como razón para vacunarse. Según iSpot, fue visto 8,3 millones de veces y tuvo un gasto de 78.000 dólares en anuncios de televisión, informó el Wall Street Journal.

En otro ejemplo, el mes pasado, Jimmy Kimmel, el presentador de un programa nocturno, realizó un programa con una bata blanca de laboratorio y respondió a preguntas médicas sobre las vacunas COVID que utilizan tecnología de ARNm. La representación fue patrocinada por el fabricante de vacunas Moderna.

Moderna se negó a comentar sobre su presupuesto de publicidad, pero dijo que la compañía había aumentado el gasto de marketing en 10 millones de dólares durante los tres primeros meses de 2021, en comparación con su primer trimestre de 2020.

Pfizer, Regeneron Pharmaceuticals Inc. (fabricante de un tratamiento con anticuerpos monoclonales) y Eli Lilly & Co. (fabricante de una terapia de anticuerpos rival) están publicando anuncios en televisión, radio y redes sociales dirigidos a personas que utilizan motores de búsqueda en zonas con altas tasas de infección.

Regeneron gastó unos 545.000 dólares en anuncios televisivos nacionales relacionados con COVID, y su anuncio fue visto 142,5 millones de veces, según iSpot.tv Inc. una empresa de medición de anuncios televisivos.

Regeneron publicó su primer anuncio de televisión a finales de abril, justo antes de la emisión de los premios de la Academia en la ABC. El anuncio de 30 segundos presenta a actores que repiten la frase “anticuerpos monoclonales” en un intento de familiarizar al público con un término.

Lilly y Pfizer se negaron a decir cuánto han gastado en publicidad de COVID.