Menu
octubre 01, 2020

No parpadee o se lo pierda: La Ley de Preparación recibe silenciosamente una tercera enmienda, lo que permite a los farmacéuticos vacunar a los niños

Editorialista invitado, Wayne Rohde

Mientras nuestra nación estaba ocupada dedicando una cantidad considerable de tiempo a debatir las desigualdades raciales (cosa que debemos hacer) o preguntándose si las escuelas y universidades públicas iban a abrir o comenzar en línea o no, o debatiendo las próximas convenciones políticas nacionales, nuestro gobierno federal, específicamente, el Secretario de Salud y Servicios Humanos (HHS) emitió su tercera enmienda a la Ley de Preparación del Público y Preparación para Emergencias (PREP). La ley se implementó por primera vez este año mediante una declaración del Secretario del HHS el 10 de marzo de 2020.

La tercera enmienda del 24 de agosto permite a los farmacéuticos administrar vacunas a niños de tres a 18 años. Muchos estados habían establecido previamente restricciones sobre quién podía administrar las vacunas infantiles.

            … Un escenario horrible que los farmacéuticos claramente no están capacitados para manejar.

El anuncio de la enmienda se me escapó cuando ocurrió, como imagino que le sucedió a muchos otros, ya que la prensa tiene otros temas que cubrir. Me alertaron de ello hablando una tarde con un defensor de padres. Al principio, no podía creerlo y luego pensé que seguramente debía ser solo para un estado específico. Más tarde, lo busqué en Internet para encontrar que el Registro Federal incluía la acción el lunes 24 de agosto de 2020.

Incluso mi estado natal de Minnesota aprobó una legislación en mayo de 2020 para permitir a los farmacéuticos administrar cualquier vacuna COVID aprobada por la FDA a niños de hasta seis años de edad. Esto no es un mandato, sino más bien la creación de un escenario horrible que los farmacéuticos claramente no están capacitados para manejar.

Mi padre, un farmacéutico en Dakota del Norte, cuando yo era niño dominó el arte de preparar compuestos farmacéuticos en los años 60 y 70. Muy orgulloso de su profesión, siempre estaba ocupado preparando recetas para sus clientes, tratando de interpretar correctamente la letra de varios médicos. Sin embargo, dudo que disfrutase de la farmacia moderna que tenemos hoy y creo que diría que las vacunas son para médicos, no para farmacéuticos.

Esta acción del Secretario del HHS permite a ciertos farmacéuticos con licencia (y farmacéuticos en prácticas que actúan bajo la supervisión de un farmacéutico con licencia) prescribir y administrar cualquier vacuna que el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) recomiende a personas de tres a 18 años. Esta enmienda fue impulsada por un informe de los CDC en el que se encontró una disminución significativa en las tasas de vacunación infantil de rutina.

Enmiendas a la Ley PREP

Las enmiendas anteriores de la Ley PREP incluyen:

  • La primera enmienda el 10 de abril para extender la inmunidad de responsabilidad a las contramedidas cubiertas autorizadas bajo la Ley CARES recientemente aprobada. Esta declaración proporciona inmunidad limitada a los fabricantes de mascarillas, de protectores de plástico, de guantes y de otros equipos de protección.
  • La segunda enmienda el 4 de junio con el propósito de aclarar que las contramedidas cubiertas incluyen contramedidas cualificadas que limitan el daño que COVID-19 podría causar de otra manera. Básicamente, permitir el uso de tratamientos terapéuticos y otras medidas que no fueron diseñadas para COVID, que puedan usarse si es necesario.

                … Las farmacias apenas pueden llevar al día el número de adultos que reciben                            una vacuna cada vez.

Preparando el escenario para el desastre

Ahora, vamos a los problemas de permitir que los farmacéuticos administren vacunas infantiles. Actualmente, en el “tribunal de vacunas” la demanda número uno presentada para compensación es por lesión en el hombro como resultado de una vacuna (SIRVA). La mayoría de las personas lesionadas (adultos) recibieron vacunas contra la gripe o Tdap en su farmacia minorista local, como puede ser Walgreens, CVS, RiteAid o Target.

Si estas farmacias minoristas no pueden administrar adecuadamente una vacuna a un adulto, ¿por qué permitiríamos que lo hicieran para los niños?

Uno de los mayores problemas al presentar una demanda alegando lesión en el hombro es que las farmacias minoristas no registran con precisión en los registros médicos en qué brazo se administró la vacuna ni quién lo hizo. Estas farmacias apenas pueden llevar al día el número de adultos que reciben vacunas cada vez. ¿Qué sucede cuando un padre lleva a su hijo al establecimiento para recibir varias vacunas? ¿Registrará el técnico de farmacia o el farmacéutico la fecha, la hora, qué brazo o qué pierna?Probablemente no.

¿Podrán recibir y examinar una revisión exhaustiva de los registros médicos antes de administrar la vacuna? Probablemente no dado lo que sabemos de las demandas de los tribunales de vacunas.

La mayoría de los médicos carecen de una formación integral que los prepare para reconocer las lesiones por vacunas o las reacciones adversas en los niños. Los farmacéuticos no reciben tal formación, lo que prepara el escenario para el desastre.

Entonces, ¿por qué nuestro gobierno transfiere la responsabilidad de administrar las vacunas a las farmacias minoristas en lugar de a los consultorios médicos o clínicas? Podría ser en parte por el rechazo de los médicos que afirman que no es rentable o es demasiado costoso administrar vacunas básicas en sus consultorios. Desde su punto de vista, la vacunación sería más rentable si se proporciona en una farmacia. Esta es una de las muchas agendas de nuestras agencias gubernamentales y comunidad médica que no demuestran ningún respeto por lo que es más conveniente para la gente.

Creo que veremos algunas enmiendas más a la Ley PREP si el Congreso no aborda el tema de la responsabilidad para que se abran las empresas, escuelas y universidades. Ya existen demandas presentadas por empleados por homicidio culposo (WalMart) y hospitalizaciones de empleados que afirman haber sido infectados por COVID mientras estaban empleados.

El gran problema aquí es que la Ley PREP se está utilizando como vehículo para eludir el Congreso. La verdadera preocupación es si veremos o no un mandato federal para las vacunas COVID en algún momento en el futuro a través de la Ley PREP, adoptando una política por fiat sin los comentarios y testimonios públicos adecuados y necesarios.

Debemos permanecer vigilantes, debemos estar preparados para actuar y debemos educar a nuestros funcionarios electos a nivel federal, estatal y local.

La Ley PREP está en vigor hasta octubre de 2024 a menos que sea revocada por el Secretario de HHS o POTUS.

Sign up for free news and updates from Robert F. Kennedy, Jr. and the Children’s Health Defense. CHD is implementing many strategies, including legal, in an effort to defend the health of our children and obtain justice for those already injured. Your support is essential to CHD’s successful mission.

Close

This article is also available in other languages.