Menu
agosto 18, 2020

¿Dónde está la evidencia que falta?

Editorial del Colaborador Invitado John Stone, Editor del Reino Unido, Age of Autism

Una orden de emergencia del gobernador Tony Evers de Wisconsin que ordena el uso de máscaras ha dado lugar a una investigación de lo más insatisfactoria. Una cláusula de la orden dice:

CONSIDERANDO que, el modelo del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington estima que un requisito de cobertura de rostros en Wisconsin podría salvar más de 500 vidas para el 1 de octubre si el 95 por ciento de los habitantes de Wisconsin usan una cobertura facial en público;

Pero ¿dónde está la investigación detrás de esto, y cuál es su procedencia? El único documento que puedo encontrar detrás de esta afirmación es una publicación de dicho instituto (IHME) del 24 de junio de 2020 estimando que 33.059 muertes por COVID-19 podrían prevenirse en los Estados Unidos para el 1 de octubre si se adoptaran normas de cobertura en un plazo de dos semanas. Dice:

SEATTLE (24 de junio de 2020) – En sus primeras proyecciones que comparan diferentes acciones para controlar la transmisión de COVID-19, el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Washington pronostica casi 180.000 morirán en los Estados Unidos el 1 de octubre.

El pronóstico muestra 179.106 muertes (con un rango de 159.497 a 213.715). Esas cifras caen a 146.047 (con un rango de 140.849 a 153.438), si al menos el 95 por ciento de las personas usan mascarillas en público.

Las cifras exactas dadas para Wisconsin son:

Wisconsin: 930 (rango de 858 a 1.036) / 1.076 (rango de 912 a 1,401)

En términos de evidencia, esto parece ser el final del camino. El documento no ofrece ninguna metodología o base para estas predicciones, no cita ningún otro documento y ninguno puede ser rastreado en el sitio web de los Institutos Nacionales de Salud de publicaciones científicas aprobadas Pubmed.

Dada esta ausencia de detalles, la siguiente pregunta, que se responde francamente incluso en Wiki, es “¿qué es el IHME?” Exacto, tu predicción es correcta; parece que es justamente otra organización fachada de Bill Gates:

IHME se lanzó en marcha en junio de 2007 sobre la base de una subvención básica de $105 millones financiada principalmente por la Fundación Bill y Melinda Gates… En 2017, la Fundación Gates proporcionó a IHME otra subvención de $279 millones… Los miembros de la junta fundadora incluyeron al presidente Julio Frenk, decano de la Escuela de Salud Pública de Harvard; Harvey Fineberg, Presidente del Instituto de Medicina; Gro Harlem Brundtland, ex Primera Ministra de Noruega; Tedros Adhanom Ghebreyesus, Ministro de Salud de Etiopía; K. Srinath Reddy, Presidente de la Fundación de Salud Pública de la India; Tomris Turmen, Presidente del Centro Internacional de la Infancia y Jefe del Departamento de Pediatría/Medicina del Recién Nacido en la Escuela de Medicina de la Universidad de Ankara en Ankara, Turquía; Lincoln Chen, Presidente de la Junta Médica de China; Jane Halton, quien ha trabajado como Secretaria del Departamento de Salud y Envejecimiento en Australia, así como el Departamento de Finanzas; y David Roux, co-director ejecutivo de Silver Lake Partners…

Los miembros actuales de la junta incluyen Lincoln C. Chen, Stephen J Cucchiaro, Sally C Davies, Victor Dzau, Julio Frenk, Jane Halton, Nafsiah Mboi, Julie A. Nordstrom, David Roux y John W. Stanton.

Ahora bien, es posible que en algún lugar haya un documento meticulosamente investigado, pero dadas las consecuencias para las vidas de cientos de millones de personas, o incluso de miles de millones de personas en todo el mundo, lo mínimo que podría hacer el Instituto (o el Sr. Gates) es hacer que estuviera fácilmente disponible para que la gente tenga alguna idea de por qué se les obliga a hacer esto. Y francamente todavía no lo sabemos. Incluso la afirmación de que ha “modelado” no está justificada por lo que tenemos ante nosotros.

Otra cláusula de la proclamación del Gobernador también me pareció particularmente desagradable:

CONSIDERANDO que las coberturas faciales son una forma comprobada y eficaz de frenar la propagación de COVID-19 sin tener un impacto significativo en la vida cotidiana de las personas;

En primer lugar, no es en absoluto cierto que esto esté probado, aunque sin duda se han presentado argumentos, pero también la afirmación de que esto no tiene un “impacto significativo en la vida de las personas” es una estupidez inmensa y criminal: es humanamente angustioso a todos los niveles. Tal vez, si se pudiera decir a todo el mundo que todo esto se detendría para siempre el 1 de octubre con la certeza de que 500 vidas se salvarían en Wisconsin y eso pudiera medirse, habría razones para soportarlo. Pero la “base ciencia” es actualmente invisible,  es evidente que el fin de esta tontería no está a la vista. La declaración es una doble mentira.

Sign up for free news and updates from Robert F. Kennedy, Jr. and the Children’s Health Defense. CHD is implementing many strategies, including legal, in an effort to defend the health of our children and obtain justice for those already injured. Your support is essential to CHD’s successful mission.

Close

This article is also available in other languages.