Menu
abril 16, 2020

Estudio del Pentágono: La vacuna contra la gripe aumenta el riesgo de coronavirus en un 36% (y otros estudios de apoyo)

El 12 de marzo de 2020, Anderson Cooper y el Dr. Sanjay Gupta organizaron una asamblea pública global sobre “Datos y miedos sobre el coronavirus”.. Durante el debate, Anderson dijo a la audiencia: “Y, de nuevo, si te preocupa el coronavirus, y no te han vacunado contra la gripe… debes ponerte la vacuna contra la gripe.”

Dejando a un lado la seguridad y eficacia de la vacunación antigripal, ¿es remotamente cierta la afirmación de Anderson de que la vacuna contra la gripe ayudará a las personas a luchar contra el COVID-19? La respuesta corta es no.

De hecho, los resultados de muchos estudios publicados revisados por pares demuestran que la recomendación de Anderson podría haber sido el peor consejo que pudiese haber dado a su audiencia.

Al buscar en la literatura científica, el único estudio que hemos podido encontrar que evaluase las vacunas contra la gripe y el coronavirus es un estudio del Pentágono de Estados Unidos de 2020 que encontró que la vacuna contra la gripe AUMENTA los riesgos del coronavirus en un 36%. “Recibir la vacunación antigripal puede aumentar el riesgo de otros virus respiratorios, un fenómeno conocido como ‘interferencia del virus…’, “la interferencia del virus derivada de la vacuna se asoció significativamente con el coronavirus…” Estos son los hallazgos:

Estudio del Pentágono 2020: Las vacunas contra la gripe aumentan el riesgo de coronavirus en un 36%

Al examinar específicamente los virus no antigripales, las probabilidades de coronavirus en individuos vacunados fueron significativamente mayores en comparación con las personas no vacunadas con una relación de probabilidades (asociación entre una exposición y un resultado) de 1,36. En otras palabras, los vacunados tenían un 36% más de probabilidades de contraer coronavirus.

 

Muchos otros estudios sugieren un mayor riesgo de infecciones respiratorias virales después de la vacuna contra la gripe:

Estudio de los CDC 2018: Las vacunas contra la gripe aumentan el riesgo de enfermedades respiratorias agudas que no son la gripe (ARI por sus siglas en inglés) en niños.

Este estudio apoyado por los CDC llegó a la conclusión de que hay un mayor riesgo de enfermedad respiratoria aguda (ARI) entre los niños menores de 18 años causado por patógenos respiratorios no gripales después de la vacunación antigripal en comparación con los niños no vacunados durante el mismo período. <

 

Estudio australiano de 2011: La vacuna contra la gripe duplicó el riesgo de infecciones virales no gripales y aumentó el riesgo de gripe en un 73%.

Un estudio prospectivo de control de casos en niños australianos sanos encontró que las vacunas contra la gripe estacionales duplican el riesgo de que sufran enfermedades por infecciones por virus que no son el de la gripe. En general, la vacuna aumentó el riesgo de enfermedades respiratorias agudas asociadas al virus, incluida la gripe, en un 73%.

 

Estudio de Hong Kong 2012: Las vacunas contra la gripe aumentaron el riesgo de infecciones respiratorias no gripales 4,4 veces y triplicaron las infecciones por gripe.

Un ensayo aleatorizado controlado con placebo en niños de Hong Kong encontró que las vacunas contra la gripe aumentaron el riesgo de aritméticas virales no-gripe quintuplicadas (OR 4.91,CI 1.04—8.14) y, si se incluía la gripe, triplicaron el riesgo viral general de IRA (OR 3.17, CI 1.04—9.83).

 

Estudio 2017: Los niños vacunados tienen 5,9 más probabilidades de sufrir neumonía y 30,1 veces más probabilidades de haber sido diagnosticados con rinitis alérgica que los niños no vacunados.

Los niños vacunados tenían 30,1 veces más probabilidades de haber sido diagnosticados con rinitis alérgica y 5,9 veces más probabilidades de haber sido diagnosticados con neumonía que los niños no vacunados.

Estudio de 2014: Los niños vacunados con gripe tenían 1,6 veces más probabilidades que los niños no vacunados de tener una “enfermedad similar a la gripe” que no fuera la gripe.

Aún más investigación científica publicada

El respetado metanálisis de la vacuna antigripal realizado por Cochrane Collaboration en 2010 encontró que la vacunación antigripal resulta “no afectar” a la hospitalización, y que “no hay evidencia de que las vacunas prevengan la transmisión viral o las complicaciones.” Los investigadores de Cochrane concluyeron que la evidencia científica “parece desalentar la utilización de la vacunación contra la gripe en adultos sanos como medida de salud pública de rutina”.

En su metanálisis, los investigadores de Cochrane acusaron a los CDC de tergiversar deliberadamente los resultados científicos para apoyar su recomendación universal de vacunación contra la gripe.. Sin embargo, la CNN y otros medios de comunicación convencionales transmiten continuamente pronunciamientos de los CDC como si furean el evangelio e, irónicamente, ridiculizan a aquellos de nosotros que realmente leemos la investigación cinetífica llamándonos “proveedores de “desinformación sobre las vacunas”.

 

Sign up for free news and updates from Robert F. Kennedy, Jr. and the Children’s Health Defense. CHD is implementing many strategies, including legal, in an effort to defend the health of our children and obtain justice for those already injured. Your support is essential to CHD’s successful mission.

Close

This article is also available in other languages.