‘Children’s Health Defense’ y ‘Parental Rights Foundation’ se preparan para presentar conjuntamente una demanda que impugna la Ley de Enmienda de Consentimiento de Menores de 2020 del Distrito de Columbia por considerarla inconstitucional.

La ley recientemente promulgada permite que los niños de 11 años o más reciban las vacunas en la escuela sin el conocimiento o el consentimiento de los padres. En virtud de la nueva ley, incluso si los padres han presentado previamente una declaración de exención religiosa por escrito, los funcionarios escolares pueden administrar las vacunas al niño en secreto, en contra de la directriz por escrito de los padres.

Es necesario emprender acciones legales inmediatas para proteger a los niños y los derechos de los padres, especialmente ahora que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos ha concedido la autorización de uso de emergencia para la vacuna COVID-19 de Pfizer-BioNTech en niños de 12 años o más.

El 12 de mayo, el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización se reunirá para añadir la vacuna COVID-19 al calendario de vacunas infantiles recomendado por los CDC. Una vez que esto ocurra, los funcionarios de salud pública de D.C. podrán vacunar inmediatamente a los niños con la vacuna COVID-19 y otras vacunas en contra de los deseos de sus padres.

Si un niño resulta dañado por una vacuna, la industria farmacéutica y el sistema escolar quedarán exentos de responsabilidad.

Para que ‘Children’s Health Defense’ y ‘Parental Rights Foundation’ puedan presentar una demanda para detener la administración de vacunas a los niños sin el conocimiento o el consentimiento informado de los padres, debemos encontrar demandantes con capacidad legal ahora.

Para ser demandante en un caso de impugnación de la nueva ley, el padre y el hijo deben cumplir los siguientes requisitos:

  1. El padre y el hijo deben ser residentes del Distrito de Columbia.
  2. El niño debe tener entre 11 y 18 años.
  3. El niño debe ser elegible para la inscripción en la escuela en el Distrito de Columbia.
  4. El colegio del niño puede ser público o privado.

Si usted y su hijo cumplen estos requisitos y desea defender sus derechos constitucionales y su libertad, utilice el siguiente formulario para ponerse en contacto con ‘Children’s Health Defense’.

  • Our promise to you:
    Your personal information will only be used by Children's Health Defense.

    Thank you so much for supporting Children's Health Defense!