El último libro de Robert F. Kennedy, Jr., “The Real Anthony Fauci: Bill Gates, Big Pharma, and the Global War on Democracy and Public Health” (El verdadero Anthony Fauci: Bill Gates, las grandes farmacéuticas y la guerra global contra la democracia y la salud pública) se ha colocado hoy en el primer puesto de la lista de los más vendidos de Amazon.

El libro, que salió a la venta el martes, debutó en el número 2, pero hoy ha subido en la lista. El libro también está en el puesto número 1 de la lista de libros más vendidos de Kindle.

“La sabiduría convencional sostiene que no se puede conseguir que un libro sea un superventas si no recibe mucha atención de los medios de comunicación”, y no supone ninguna sorpresa que “The Real Anthony Fauci” haya sufrido un rechazo casi total por parte de los medios de comunicación”, dijo Kennedy, presidente de “Children’s Health Defense” y principal asesor jurídico. “Teniendo en cuenta esto, me siento muy bien al comunicar esta buena noticia”.

La versión de tapa dura está disponible en Barnes & Noble, Amazon, IndieBound, Bookshop.org, Target, Walmart, Books-A-Million y en librerías independientes de Estados Unidos y Canadá.

“The Real Anthony Fauci” es una crónica de los 50 años de mandato de Fauci en el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (“National Institute of Allergy and Infectious Diseases”, NIAID por sus siglas en inglés), incluida su larga lista de fracasos.

El libro también arroja luz sobre experimentos poco conocidos hasta ahora realizados con animales y niños huérfanos. Relata los recientes experimentos del NIAID realizados en cachorros de beagle. En una carta reciente a Fauci, la diputada Nancy Mace (republicana de Carolina del Sur) y una coalición bipartidista de congresistas calificaron los experimentos de “crueles”.

Las redes sociales se hicieron eco de las revelaciones, con los hashtags “#AvengeTheBeagles” y “#ProtectOurChildren”.

“Los libros podrían ser literalmente el último bastión de la libertad de expresión en Estados Unidos”, dijo Kennedy. “No pueden ser fácilmente borrados, eliminados, retirados o hechos desaparer”.