Menu
noviembre 25, 2020

Nuevos Doctores: El NIH posee la mitad de la vacuna moderna

 

 

Nuevos documentos obtenidos por Axios y Ciudadano Público sugieren que el Instituto Nacional de Salud (NIH) es propietario de la mitad de la patente clave de la polémica vacuna para el COVID de Moderna y podría cobrar la mitad de los derechos de autor. Además, cuatro científicos de los NIH han presentado su propia solicitud de patente provisional como coinventores. Las regulaciones poco conocidas de los NIH permiten a los científicos de la agencia reciban hasta $150,000.00 anuales en derechos por las vacunas en las que han trabajado. Estas actuaciones son la fórmula perfecta para la corrupción regulatoria.

La participación de los NIH en la inyección puede explicar por qué Anthony Fauci movió la vacuna de Moderna hasta ser la primera de la fila y dejó que Moderna se saltara los ensayos en animales a pesar de que emplea tecnología experimental y los peligros inherentes de las vacunas contra el Coronavirus. Todas las vacunas anteriores contra el coronavirus han demostrado ser problemáticas y pueden ser letales para los animales debido a la singular tendencia de COVID a provocar “preparación patógena“. La muerte se produce sólo después de que un animal vacunado se encuentra con el virus salvaje o natural.

Los defensores de la salud pública y los científicos criticaron la decisión de Fauci de saltarse los ensayos con animales, considerándola imprudente. También puede explicar por qué Anthony Fauci arregló una subvención de $483 millones de dólares a Moderna de una agencia hermana de los NIH, BARDA, a pesar de que Moderna nunca ha sacado un producto al mercado ni ha obtenido aprobación.

… Fauci anunció públicamente que estaba “animado” por los catastróficos ensayos clínicos de la fase 1 de Moderna, a pesar de que los grupos de voluntarios supersaludables tuvieron reacciones “graves o médicamente significativas” de grado 3 después de la vacunación.

La infusión de Fauci hizo que el director ejecutivo (CEO) de Moderna Steve Bancel multimillonario, y enriqueció aún más al mentor y coinversor de Fauci, Bill Gates. También puede explicar por qué Fauci anunciara públicamente que estaba “animado” por los catastróficos ensayos clínicos de fase 1 de Moderna a pesar del hecho de que 20% de los grupos de dosis alta y 6% de los grupos de dosis baja de voluntarios súper sanos sufrieran el grado 3,“reacciones severas o médicamente significativas,” después de la vacunación. Esos resultados habrían deletreado DOA, o sea, el final del proyecto, para cualquier otro producto médico. Después de recibir la pésima noticia, Bancel y otros cuatro ejecutivos de Moderna inmediatamente volcaron más de $89 millones en acciones y Fauci se vio obligado a hacer su evaluación pública optimista para salvar las acciones Moderna de caer a peso en la espiral de la muerte.

Fauci sabe por experiencia que no importa cuán peligrosa sea una vacuna, la parte fácil es convencer a la gente de que la tome. Las grandes farmacéuticas, después de todo, controlan los medios de comunicación.

Fauci le puso pintalabios a ese burro cojo y ahora intenta convencer a todos de que es un pura sangre. Moderna y los NIH comenzaron a fabricar la primera tanda de mil millones de dosis de la vacuna mortal este mes. Fauci sabe por experiencia que no importa cuán peligrosa sea una vacuna, la parte fácil es convencer a la gente de que la tome. Las grandes farmacéuticas, después de todo, controlan los medios de comunicación.

 

Sign up for free news and updates from Robert F. Kennedy, Jr. and the Children’s Health Defense. CHD is implementing many strategies, including legal, in an effort to defend the health of our children and obtain justice for those already injured. Your support is essential to CHD’s successful mission.

Close

This article is also available in other languages.