Menu
noviembre 10, 2020

El mundo feliz de Bill Gates y las grandes compañías de comunicaciones

Robert F. Kennedy, Jr. escribió la semana pasada sobre los policías de Malibú que multaron a los surfistas de la playa de Point Dume con $1,000 cada uno por usar el océano durante la cuarentena. ¿Fue esto simplemente una terrible decisión de la policía de la que nos reiremos después de la cuarentena? ¿O alguien siente que esta es la primera ola de entrenamiento en docilidad y obediencia para algo más permanente? ¿Hay poderosas entidades estatales y corporaciones usando la crisis actual para eliminar derechos básicos, e intensificar la presión para promover las vacunas y la vigilancia? ¿Alguien más siente la asfixiante oscuridad de la tiranía que está descendiendo sobre nuestra nación? Y finalmente, ¿alguien más comparte mi temor de que Bill Gates—y su socio desde hace mucho Tony Fauci—de alguna manera dirigirán nuestro Mundo Feliz ?

 

Imagine un mundo donde el gobierno no necesita policías para apresar a esos surfistas o para ponerle una multa cuando viola el distanciamiento social con su novia. Supongamos que los ordenadores descubren su viaje a la playa rastreando sus movimientos mediante una corriente de información que llega de su teléfono móvil, su coche, su GPS, la tecnología de reconocimiento facial integrada con la vigilancia en tiempo real desde satélites, cámaras instaladas y chips implantados. Desde su escritorio fiscales o robots le notificarán su infracción con un mensaje a la vez que le retirarán $1.000 en criptomonedas de la cuenta donde recibe su salario. Bienvenidos a la América de Bill Gates. Está a la vuelta de la esquina.

Estrategias 5G

Recientemente, Bill Gates anunció su apoyo financiero para un plan de $1.000 millones para poner alrededor de toda la Tierra una cubierta de satélites de videovigilancia. La compañía, EarthNow,, lanzará 500 satélites para monitorizar en tiempo real casi cada “esquina” de la Tierra, proporcionando retroalimentación por video instantáneamente con sólo un segundo de demora. Según Wikipedia, la compañía espera que sus clientes incluyan “gobiernos y grandes empresas”. Antenas 5G desplegando una una amplia gama de antenas espía 5G sobre la tierra. A través de su Fundación Bill y Melinda Gates, Gates compró 5,3 millones de acciones de Crown Castle que hoy valen mil millones de dólares. La segunda empresa tecnológica más grande de la Fundación después de Microsoft, Crown Castle, posee infraestructura 5G en todos los principales mercados de Estados Unidos. Opera y alquila más de 40.000 antenas de telefonía móvil, 65.000 pequeñas antenas que son la infraestructura central para el 5G y una ruta de 75,000 millas (120.000 Km.) de fibra a cada mercado importante de Estados Unidos que, en lugar de ir a su casa, proporcionándole Internet seguro y rápido por cable, se ha confiscado para conectar antenas 5G.

… el 5G no tiene casi nada que ver con mejorar sus vidas; se trata de controlar su vida, comercializar productos y cosechar sus datos con fines de Inteligencia Artificial.

Procesamiento de datos (Data Mining)

Las grandes compañías de telecomunicaciones (Big Telecom), las grandes bases de datos (Big Data), y Bill Gates están tratando de que los estadounidenses muerdan el anzuelo de la trampa de la tiranía digital con anuncios de televisión que cuestan millones de dólares que pretenden que su inversión 5G multimillonaria es para que sea más rápida la velocidad de descargarse los juegos de ordenador y las películas. Pero el 5G no tiene casi nada que ver con mejorar nuestras vidas; se trata de controlar nuestras vidas, comercializar productos y cosechar nuestros datos con fines de avanzar en la Inteligencia Artificial. El “oro negro” del siglo XXI son los datos. 5G es la infraestructura para el “Internet de las cosas” de Gates,un mundo donde decenas de miles de millones de dispositivos “inteligentes”: teléfonos celulares, computadoras, automóviles, puertas de garaje automáticas, relojes Apple, pañales para bebés e incluso nuestros cuerpos vivos, estén interconectados de forma inalámbrica para permitir que los sistemas de “Big Data”, los grandes datos, recopilen y vendan nuestra información personal.

Gates, Elon Musk, Amazon, Facebook y Telecom están lanzando los buques insignia de la nueva fiebre del oro, una temible flota de 50.000 satélites y una red de 2.000.000 de antenas terrestres y antenas nodo de telefonía para ir arañando datos relevantes de nuestros dispositivos inteligentes. Esta tela de araña que emite radiación de microondas permitirá a las grandes bases de datos/ grandes compañías de telecomunicaciones (Big Data/Big Telecom) y al Gran Hermano (Big Brother) capturar lo que sucede dentro y fuera de cada persona en cada momento de la vida. Gates cosechará, controlará, seleccionará, caracterizará, analizará y venderá millones de terabytes de información personal des nuestros dispositivos inteligentes: datos de salud privados, registros médicos, nuestros hábitos de compra, nuestras respuestas biométricas y conductuales a la publicidad, la capacidad de nuestros hijos para aprender, nuestras expresiones faciales y conversaciones escuchadas por Siri, Alexa y los micrófonos de su teléfono celular abierto. Sus compañía y otras compañías utilizarán estos análisis para desarrollar Inteligencia Artificial (IA) y convertirlo en una máquina de consumir predecible y fácilmente manipulable.

La próxima vez que se compre un dispositivo “inteligente”, recuerde que el dispositivo no es el producto–el producto eres tú.

Estado de Vigilancia y Transhumanismo

Las compañías utilizarán el sistema de vigilancia 5G de Gates para vender productos y aumentar la capacidad de la Inteligencia Artificial (AI por sus siglas en inglés). Los gobiernos lo utilizarán para que el planeta haga una transición del mundo a una singularidad totalitaria más despótica de lo que Orwell jamás imaginara. Los Titanes de Silicon Valley como Elon Musk, Peter Thiel, y el ingeniero jefe de Google, Ray Kurzweil, hablan con anhelo del“transhumanismo”,el proceso por el cual la humanidad hará la transición para volverse parte humana, parte-máquina a través de la ingeniería genética y los implantes quirúrgicos.

Bill Gates está haciendo fuertes inversiones para acelerar esta realidad alterada. Su ambición es etiquetarnos a todos con vacunas y chips de datos de subdérmicos inyectados parece ser simplemente un paso en el camino hacia un estado de vigilancia que lo abarca todo.

Premiar la docilidad

Microsoft ha patentado una tecnología siniestra que utiliza sensores implantados para monitorizar la actividad del cuerpo y de la mente. Recompensará a los seres humanos dóciles cuando realicen actividades asignadas con pagos en criptomonedas.

La Patente, WO 2020 060606 se ha ganado una mala reputación y el apodo de “World Order 2020 666.” Microsoft describe este dispositivo como un“Sistema de Cryptomoneda”y explica que es “capaz de” utilizar datos de actividad corporal para obtener bitcoind en respuesta a la obediencia de tareas que le sean asignadas.

Las personas que acepten instalar los indoloros sensores inalámbricos de Microsoft recibirán “tareas” periódicas con instrucciones en su teléfono inteligente, por ejmploa ver un determinado anuncio, escuchar una canción específica, caminar por un pasillo concreto de la tienda de comestibles o ponerse una determinada vacuna. Este chip recopilará los datos que llegan de los sensores integrados que monitorizan las ondas cerebrales, la circulación sanguínea y otras reacciones del cuerpo. El sistema transferirá criptomoneda a la cuenta del sujeto después de completar la tarea asignada. Mirado por el lado positivo, la invención distópica de Microsoft debería ser una fuente bienvenida de ingresos para el 40% de los estadounidenses que se hayan perdido su trabajo por las cuarentenas periódicas por COVID, por los coches electrónicos sin conductor de Musk, que también dependen del despliegue de las 5G, y por la Inteligencia Artificial, incluidos los robots. ¿Venderá Gates la información que le damos gratuitamente a empresas que nos quitarán nuestros puestos de trabajo?

Poseer ciudades inteligentes

Mantener y analizar los datos recopilados por una infraestructura 5G requiere computadoras enormes situadas en los principales complejos de almacenamiento de datos. Para mantener el control de esta infraestructura, Bill Gates está construyendo su propia “ciudad inteligente” enArizona. Según KPNX-TV, él gastó 80 millones de dólares en una parcela de 24.800 acres (100 hectáreas) cerca de Phoenix con la meta de convertirla en una “ciudad inteligente” donde todo está interconectado a través de una red inalámbrica, que incluye flotas de vehículos autónomos. Los 80.000 residentes de la ciudad de la compañía de Gates trabajarán principalmente en centros de datos.

Para consolidar su control sobre lo que la gente escucha, aprende y piensa, Gates compró acciones en Liberty Global,una de las mayores empresas internacionales de televisión e Internet, que trabaja en 30 países y sigue creciendo.

Controlar la reproducción

Gates incluso controlará su cuerpo,su dormitorio, su botiquín e incluso los ciclos menstruales y de ovulación de las mujeres. Invirtió aproximadamente 18 millones de dólares en MicroCHIPS,una empresa que, entre otros dispositivos basados en chip, desarrolla chips anticonceptivos implantados con interruptores de encendido y apagado y chips para suministro de medicamentos que permiten que un solo implante almacene y distribuya con precisión cientos de dosis terapéuticas durante meses o años. Los implantes serán operados de forma inalámbrica por el paciente para que le administren la medicación. Sin embargo, conociendo el celo misionero de Gates por el control de la población, algunos clientes podrían preocuparse de que el sistema también se pudiera activar de forma remota.

La expansión de la nube inalámbrica entre 2012 y 2015 fue el equivalente a añadir 4,9 millones de coches a las carreteras.

Controlar el Clima: Geoingeniería

La aparente convicción de Gates de que Dios lo ha ordenado para que use la tecnología para la salvación de la humanidad se ejemplifica en uno de sus proyectos más ambiciosos. Gates está dando subvenciones a científicos de Harvard para que empleen la geoingeniería en bloquear el sol y así revertir el calentamiento global y el cambio climático.

Ese proyecto es un modelo para la arrogancia, la hipocresía y el riesgo. La expansión masiva del uso inalámbrico y la red inalámbrica 5G, en la que Gates es uno de los jugadores más importantes, es la contribución más significativa al aumento del consumo de energía. La expansión de la nube inalámbrica entre 2012-2015 fue equivalente añadir 4,9 millones de coches a las carreteras. Se espera que las 5G aumenten exponencialmente el consumo de energía en más de 170% para 2026. Proponer el uso de la red inalámbrica “inteligente” para combatir la huella de carbono con la geotecnología es un plan descabellado, no una solución para el cambio climático.

Sociedad sin dinero en efectivo (cashless)

Para consolidar el control global, Gates ha declarado la guerra al dinero en efectivo, y los confinamientos durante el COVID-19 han proporcionado a los gobiernos un pretexto conveniente para el hundimiento del dinero en efectivo al presentarlo como una amenaza para la salud. Gates y sus fundaciones son la punta de lanza en el cambio global de una economía con dinero en efectivo a las transacciones digitales. Gates y Microsoft están perfectamente posicionados para beneficiarse de un sistema de pagos digitales. Al controlar las transacciones digitales (y eliminando el dinero en efectivo), Gates puede controlar y monitorizar toda interacción comercial que un país y sus ciudadanos hagan.

Las instituciones financieras occidentales (Mastercard, PayPal, Visa, eBay y Citi) llevan mucho tiempo empujando hacia un mundo sin efectivo. La banca electrónica permite que los bancos y consorcios financieros impongan tarifas a cada transacción.

La Economía Digital permitirá al Gobierno supervisar y vigilar cada transacción, congelar cuentas digitales y bloquear “movimientos de fondos” para penalizar la desobediencia. Al funcionar en una asociación público-privada con el gobierno, los multimillonarios de la tecnología no sólo controlarán la nación, sino que podrán micromanejar la población mundial. El dinero digital es el instrumento supremo de control social. Después de todo, en una sociedad sin dinero en efectivo, la supervivencia es imposible sin acceso al sistema económico digitalizado. Los pobres, al carecer de cuentas bancarias, sufrirán desproporcionadamente.

Multimillonario Borg

Si bien el confinamiento es un cataclismo para la economía mundial, es una oportunidad para Gates. Al comprar nuestros activos devaluados a un centavo por dólar, los 100.000 millones de dólares de Gates podrían convertirlo en el primer trimillonario del mundo. Pero la cuarentena también es una oportunidad para ampliar su poder y dominación. Bajo el liderazgo de Gates, Microsoft llegó a ser conocido como“El Borg”debido a su apetito por el control total del mercado. Gates busca poner a toda la humanidad bajo su bota. Su veneración de la tecnología y su megalomanía amenazan nuestras libertades, nuestra democracia, nuestra biología, nuestro planeta, nuestra humanidad y nuestras almas.

La radiación de microondas utilizada para la vigilancia inalámbrica del mundo no es biológicamente tolerable, especialmente para los niños en desarrollo. Miles de estudios publicados y revisados por pares documentan abundantemente los profundos y adversos efectos físicos de la tecnología inalámbrica en humanos, animales y plantas. La enfermedad y la degradación del medio ambiente por la tecnología inalámbrica ya están muy extendidas. El control que tienen las grandes compañías de telecomunicaciones sobre los Estados Unidos y sobre los organismos de regulación globales y sobre los medios de comunicación, y el control financiero que tiene Gates de la OMS han permitido que unos pocos multimillonarios propaguen la patente mentira de que la conexión inalámbrica es segura.

Los sueños tecnológicos de Gates no son biológicamente sostenibles. Su Torre de Babel está destinada a derrumbarse, con un impacto catastrófico para los humanos de rango inferior. Es hora de desmantelar la Torre antes de que sea demasiado tarde.

Sign up for free news and updates from Robert F. Kennedy, Jr. and the Children’s Health Defense. CHD is implementing many strategies, including legal, in an effort to defend the health of our children and obtain justice for those already injured. Your support is essential to CHD’s successful mission.

Close

This article is also available in other languages.